lunes, 29 de diciembre de 2008

NIÑOS EVANGELIZADORES

En la misa de Navidad... me sentê detrás de los niños... Dios mio! Me di una divertida con la chiquillada... llegaban con un aire “particularmente feliz”... por quê?

Porque en Navidad, es el “único” día del año en que hacen una comida “exclusiva” para los niños... me explico: durante el año los niños comen en la tarde y lo que le “sobra” a los adultos o comen junto las mujeres y con tantos hermanitos que apenas si toman lo suficiente... puedo decir (y con dolor) que siempre se quedan con hambre... PERO HOY, no es que sea una comida super especial...es LO MISMO DE SIEMPRE: LA MASA DE SORGO (la bule) ACOMPAÑADO DE UNA SALSA, …la diferencia?: QUE ES SOLO PARA ELLOS, no comerân sobras de adulto, ni con adultos y sera a la primer hora de la mañana... en eso estâ lo “ESPECIAL”...

Segundo: llegan BRILLANTES se ponen del aceite que la mamâ utiliza para cocinar y con eso esconden la resequedad de su piel.

Tercero: “algunos” llegan con ropita nueva... (muy pocos con zapatos 2 tallas más grandes...se ven chistositos caminando y tropezandose porque aún no se acostumbran al cambio) algunos con trajecito nuevo... pero en si es todo un desfile de “modas” con las combinaciones las más increíbles que uno se pueda imaginar (y siempre tallas grandes ... el criterio de los papâs para comprarles ropa parece ser “lo que alcance y como le quede” asi que es raro encontrar a niños vestiditos a su medida).

Por último: se la pasan bailando... tienen el ritmo en la sangre, desde el creaturo de 1 año que apenas se sostiene y ya baja y sube con pequeños brinquitos para no perder el equilibrio, hasta el mâs anciano que con todo y bastón sigue el ritmo ... vibran y se mueven con los golpes del tamtam... es un juego de combinaciones con los hombros hacia arriba, abajo, adelante atras, con caderas y vientre... y esos segundos increíbles en los que suspenden todo movimiento (se quedan estáticos) para después continuar con más intensidad ... a mi me contagian esa alegría y sin darme cuenta empiezo a bailar en mi lugar... disfrutan intensamente ese momento y yo con ellos.

Juguetes???? No vi ninguno, en esta zona del Chad la fiesta es comer y danzar..., ahí encuentran la alegría... no en juguetes, además estos son escasos y caros… mejor comer y vestirse. Pero no dejo de añorar el dîa en que puedan tener un juguete en sus manos.

El culmen de esta celebraciôn navideña, fue un niño que me regalô un dibujo del Nacimiento de Jesûs... su historia es dura y triste..., su mamâ lo dejô encargado con un tío, es un niño muy inteligente y agradable, en agradecimiento le compartí un plato de comida... el chiquitin comiô la mitad y pidio autorización para compartir la otra parte con su primo que llegô a visitarlo y que estâ mejor que êl...

ASI SON LOS NIÑOS,

ASI SON LOS POBRES...

LOS POBRES QUE NOS EVANGELIZAN.

Paula :)

martes, 16 de diciembre de 2008

DIOS NO DEJA DE SORPRENDERNOS...UN ENCUENTRO 23 AÑOS DESPUES...

Nos llegô con la frescura de la mañana, ... Miguel Navarrate, Provincial de los Combonianos del Chad lo llevaba a N’Djamena con otro sacerdote para que tomar el aviôn a Roma. Mâs de 20 años han pasado desde que conocimos al Padre Terri (Teresino Serra), ahora Superior General de los PP Combonianos... “en aquel entonces” era formador en Sahuayo Mich. y colaboraba con nuestras hermanas del Colegio Arregui... Maritza, Martha y yo lo conocimos en nuestros años de postulantado y noviciado, êl dirigiô nuestros primeros retiros en la Vida Religiosa... y siempre nos entusiasmô por la misiôn. No dejaba de soprendernos! Igual de agudo, sencillo, bromista y ahora... mâs sabio... esa sabidurîa que da la cruz de Dios a los superiores, y que se expresa humildemente en palabras de fe y profundidad, dando otra dimensiôn a la realidad. Nos compartiô las impresiones de este su primer viaje realizado al Chad, de lo desgarrante y duro de la pobreza de nuestra gente,... de algunas realidades del instituto Comboniano... de sus recuerdos de algunas hermanas hpssc... y esa sonrisa que no caîa entre comentario y comentario. En sus 5 años como superior general ya visitô los paîses en que estân misionando los mâs de 1600 combonianos... un suspiro... aun le falta un año! Dijo: Con el Chad concluimos las visitas a los 35 paises donde nos encontramos y despuês de este recorrido uno se da cuenta que el Instituto es mucho mejor de lo que pensabamos. Y los hermanos son admirables, porque uno comparte 8 o 15 dîas en sus comunidades, pero despuês te vas y ellos ahî se quedan, viviendo en estas duras realidades por varios años..." Fue una “visita fugaz”, como esas estrellas que nos sorprenden en la noche y nos dejan emocionados por el regalo de haberla visto... tal vez sea dificil otro encuentro... hasta entonces, siguira resonando en nuestro interior su afabilidad y su sabidurîa...
Gracias P Terri por haberte detenido con nosotras y por habernos compartido parte de tu experiencia como misionero y superior!.
Comunidad de Mbikou, Paula =)

jueves, 11 de diciembre de 2008

MISIONERA A LA PUERTA

Publiquê este post el 12 de dic. El 29 de dic. Dios llamô a la M Lucy a Su presencia. Tengo la certeza de que estarâs con El a la puerta para esperarnos cuando seamos llamadas. GRACIAS M LUCY, descansa en el GOZO de tu Señor!
§§§§§§§§§§§§
Para ser misionero no tenemos que salir de nuestro de paîs, ni de nuestra ciudad, y muchas veces ni de casa...
Ser Misionero es una exigencia de nuestro bautismo, que nos invita a vivir con una determinada actitud nuestra vida Cristiana: en donaciôn constante al prôjimo, creativos en los servicios que prestamos, discerniendo en la historia de cada dîa el paso de Dios amante, fiel a lo que El nos pide y evangelizando con el testimonio mâs que con palabras, ... etc. Esta es la CARTA DE PRESENTACION DE UNA GRAN MISIONERA, conocida por quienes visitan nuestra Casa Central de HPSSC en Zamora Michoacân: su nombre Lucila Magaña del Niño Jesûs y para los que la conocemos: la querida Madre Lucy. Conocî a la M Luci hace 23 años, cuando mis padres me llevaron a la Casa Central, ella nos abriô la puerta y nos recibiô con una alegrîa, amabilidad y ternura que conmoviô a mis padres. M. Luci a travês del interfôn movilizô un “ejercito” de hermanas que râpido llegaron a auxiliarnos con nuestras maletas y a guiarnos hasta el interior... asî es siempre con todas las hermanas y todas las personas que llegan a la casa: amabilidad, servicio y eficacia. A la salida y a la entrada de la casa, ella siempre en la puerta: llamando al taxi, dando a quien se lo solicita la posiciôn de personas que buscamos, separando boletos de autobûs y dando horarios de salidas, llamando a quien necesitamos, pidiendo medicina... y siempre en medio de la espera preguntando por nuestra familia y confiando alguna de sus muchas penas con discreciôn, humildad pero con mucha fe en Dios. En fin... Madre Lucy es una amalgama extraordinaria de recepcionista, portera, enfermera, localizador, agencia de viajes, correo y paqueterîa (entregas, pedidos y encargos), mamâ y àngel... , todas las recomendaciones de una mamâ al dejar la casa salen de su boca y nos acompaña siempre con su oraciôn,... cierra la puerta hasta que nos pierde de vista... y por si fuera poco tiene una minitiendita de artîculos religiosos, crêdito telefônico y paletas de tamarindo. A mi me solucionaba problemas express... y como mago sacaba de sus cajones ya una bolsa, una aguja e hilo, cinta para pegar, tijeras, cuerda, papel, etc. Cuando me enviaron al Perû siempre se hizo presente con notitas escritas que no pasaban de media postal acompañadas de 5, 10 y hasta 20 dôlares... para eso es su tiendita... PARA AYUDAR A LAS MISIONES!. Las hermanas que estamos en Misiôn fuera de Mêxico, sabemos que la M. Lucy nos harâ llegar una notita recordândonos su cariño y su oraciôn que nos sostiene... y mandando a cada una colaboraciôn para el apostolado... cuanto tiempo ahorrarâ para enviarnoslo? No sabemos... pero nunca falla. Para nosotras, enviadas a este bello y dificil rinconcito del mundo, es importante sabermos recordadas, queridas, acompañadas y sostenidas por nuestras hermanas, pero creo que sin faltarle a nadie, estarân de acuerdo que el gesto de esta MARAVILLOSA MUJER MISIONERA, que no a dejado la puerta en mâs de 30 años, nos llena de ternura y admiraciôn. Ella a sido durante mucho tiempo la CARTA DE PRESENTACION DE LA CONGREGACION. Ahora por algunas caîdas y achaques del tiempo, anda con bastôn, caminando algo encorvadita y chuequito.... pero con todo y sus dolores sigue recorriendo “a velocidad moderada” los mismos caminos y haciendo los mismos servicios. Imposible retirarla de SU MISION! Aunque algunas ejemplares hermanas estân apoyando y también algunas jôvenes contratadas en este servicio... la M Lucy, es la M Lucy y sigue firme en la “raya” (asi decimos en Mêxico para describir la fidelidad hasta la muerte). Dios te bendiga M. Lucy: nos evangelizas con tu ternura, fidelidad, disponibilidad y sonrisa y nos enseñas lo que es SERVIR con AMOR y FIDELIDAD.
NOS RECIBES CON ALEGRIA A LA PUERTA DEL HOGAR, NOS HACES SENTIR SIEMPRE ESPERADAS Y SIEMPRE BIENVENIDAS. SABES DESPEDIRNOS, TE VAS CON NOSOTROS... Y TE QUEDAS...PARA VOLVER A ESPERARNOS!
Dichoso el servidor fiel, que cuando llegue su Señor, lo recibirâ a la PUERTA para acogerlo y servirle (conf. Lc 12, 35-37).
Paula =)

miércoles, 10 de diciembre de 2008

CON GRATITUD AL DIOS DE LAS SORPRESAS... DE NUEVO EN MBIKOU!

Para quienes me conocen, sonarîa a broma, pero no lo es,... algunos misioneros se rîen y otros se sorprenden, apenas se estaban acostumbrando a ubicarme en un puesto de misiôn para hacer las preguntas de “gentil rigor”: “cômo va la parroquia?, las personas, las hermanas y el cura? y etc... cuando ya les aviso que cambio el lugar. De finales de noviembre 2007 que regresê de Mêxico, mi itineario a sido: 1 mes en Maybombay, 5 meses Mbikou, despuês otros 6 meses en Maybombay y de nuevo acâ me tienen en Mbikou para comenzar el 2009. No me lo van a creer pero aûn en tanto “salto” estoy en paz y contenta... regalo de Dios indudablemente.... y sî, un tanto “atolondrada” porque no alcanzo a recibir y a entregar responsabilidades de manera “formal”... asî tambiên es la misiôn, y no es que uno sea “superdisponible”... no, mâs bien REALISTA por gracia de Dios, y pues hay que “apechugarle” (como dicen en mi tierra) a las exigencias de la historia.
Claro que cada movimiento ha sido un “apachurrôn” de corazôn, pues uno se encariña con la gente y se ilusiona con los proyectos... de sî, toma tiempo “darle pies” a la visiôn y luego ya encaminado dejarlo!....pero bueno, apenas estaba hablando de êsto con mi Dios y limpiândome “las de san pedro” para ver mâs claro POR DONDE AHORA?... cuando una hermana compartiô en la capilla esta lectura para motivarnos a Vivir el adviento... y mi Dios me volviô a soprender, lo escribo tal cual....:
***Como podemos ser signos de esperanza ? Una manera de serlo es arriesgândonos a abrazar con gozo nuestro destino incierto. Nuestros votos religiosos son un compromiso pûblico de permanecer abiertos al Dios de las sorpresas, que trastoca nuestros planes de futuro y nos pide que hagamos cosas que jamas habriamos maginado... Vaclab Havel escribiô que la esperanza “no es la convicciôn de que todo saldrâ bien, sino la certeza de que tiene sentido lo que hacemos, sin preocuparnos por los resultadosNuestro gozo es la confianza de que descubriremos de alguna manera que nuestras vidas, con sus triunfos y derrotas, tienen sentido, por muy inûtiles que parezcan algunas veces. El sentido de nuestras vidas es el misterio de Dios que escapa a nuestras palabras. (de Timothy Radcliffe, OP, “Pasiôn por Cristo-Pasiôn por la humanidad”, Edit. Claretiana, p. 209)***-
Y en Tu nombre, Dios de Amor y de Sorpresas, volverê a echar las redes! Paula =)

jueves, 23 de octubre de 2008

EL BAUTISMO CHADIANO

Se oye como si fuera un “rito” por el que pasan los que llegan al Chad … los misioneros somos llamados en esta parte del mundo “les expatrié”, los que estamos fuera de la patria…y nosotros llamamos “BAUTISMO CHADIANO” a la primera vez que se padece el PALUDISMO con todos sus dolorosos síntomas… El paludismo es una enfermedad provocada por un parasito que se desarrolla y multiplica en la sangre, destruye los glóbulos rojos y se expande rápidamente. Lo transmite la hembra del mosquito llamado Anôpheles o Falsîfaro… vive en los lugares oscuros y húmedos, pica al declinar el día, pone sus huevecillos en los charcos o pantanos. Es una de las grandes causas de mortalidad en África ya que cada año mueren más de un millón de personas, en su mayoría niños menores de 5 años, es una enfermedad difícil de combatir porque no se pueden eliminar los moscos y el parasito es cada vez más resistente a los tratamientos. El paludismo se caracteriza por fiebres altas, arriba de los 38° con escalofríos y sudores intensos que se repiten dos o tres veces al día, acompañado de vómitos y dolor de vientre sobretodo en los niños; en los adultos: dolores de cabeza, de espalda, fatiga, diarrea entre otros… Después del primer paludismo, el organismo queda expuesto a un sin numero de repeticiones que según ciertos factores pueden ser más o menos agudos, o pueden complicarse con otros padecimientos. Entre los misioneros nos hemos dado cuenta que el paludismo es una enfermedad oportunista, porque aunque no sea el tiempo de lluvias, suele atacar cuando se pasa por periodo extenuante y estresante de actividad sin tomar el debido descanso, cuando se pasa por una depresión emocional o fisica y también es asociado a la mala alimentación. Antes de darnos la visa para viajar y trabajar en el Chad nos piden protegernos con varias vacunas: Fiebre amarilla, Meningitis, Hepatitis A y B, Tifoidea, etc….pero no hay ninguna vacuna hasta ahora contra el Paludismo…desgraciadamente! Además de los mosquiteros, repelentes y medidas higiénicas para evitar los lugares de reproducción del mosquito, existen tratamientos preventivos que se recomienda comenzar antes de llegar a estas zonas endémicas y se pueden extender por el tiempo que se permanezca, pero esto no garantiza que estés salvado de contraerlo. Por otra parte los tratamientos preventivos a largo plazo tienen consecuencias sobre tu organismo: disminución de la vista, del oído, del funcionamiento renal y hepático entre otros. Los tratamientos curativos son diversos, el más fuerte (y al que los chadianos y misioneros le “tememos” por sus efectos secundarios) es la QUININA… pero ciertamente es MILAGROSA! Ya que en menos de 4 horas experimentas sus beneficios, aunque algunos se dan entre el vértigo y la sordera, otros nauseas y fatiga, pero eso si, en 24 horas, si se descansa debidamente, el organismo responde positivamente y puede poco a poco incorporarse a su rutina. *Cuando regresé a México se necesitó una transfusión sanguínea para mi mamá… me dio tristeza no poder dársela, ya que se necesitan dos años fuera de la zona endémica para que tu sangre esté totalmente sana de paludismo y no lo transmitas. Para el misionero no es suficiente prepararse con estudios, aprender idiomas, culturas, pagar visa y avión… es necesario también “pagar” con tu vida (salud) el precio de trabajar en estas “soñadas” tierras africanas.
Cuando un misionero “expatrié” se enferma de paludismo todos le dicen: BIENVENIDO AL CHAD, BIENVENIDO AL AFRICA! Maritza, Ceci y *Paula.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

DIOS HA HECHO REALIDAD MI SUEÑO: AFRICA

Hola, mi nombre es Ceci y soy religiosa de la congregación Hermanas de los Pobres Siervas del Sagrado Corazón, lleguê al Chad el 31 de mayo, N’Djamena, la capital nos esperaraba con un calor a mâs de 40', comparto la misiôn con dos hermanas en la Parroquia de Maybombay, Diôcesis de Doba; mi deseo habîa sido venir al África para servir y acompañar a las comunidades, Dios ha hecho realidad mi sueño y por eso le doy infinitas gracias.

Quiero compartirles un poco de lo que he vivido en este tiempo: me ha impresionado ver a las comunidades que se reúnen cada domingo para celebrar la liturgia guiados por sus catequistas, la participación de la gente es increíble, sus cantos y danzas, los niños están siempre al lado de sus mamâs, algunos me tiene aun miedo, pero de lejos me sonríen y me gritan “nazara” que significa extranjero, blanco. Cuando me acerco corren, lloran, los mâs grandecitos se acercan sin problema, les encanta jugar, lâstima que por ahora sôlo puedo ensenarles con gestos pues no entienden el francés, algunos traducen lo poco que entienden y les resulta divertido. Otra cosa que me ha impresionado es la cantidad de niños que mueren a causa del paludismo, cuando los papâs los traen a la clínica y se les indica que por su estado anêmico y de paludismo grave deben llevarlos al hospital que se encuentra a 28 km o a otro que se encuentra a 70km, algunos prefieren llevarlos a casa para que mueran. Por eso ellos dicen que tienen muchos hijos ya que son pocos los que sobreviven, curiosamente y por ignorancia gastan mâs en la muerte ya que dedican tres días para los hombres y cuatro para las mujeres, jornadas de recibir condolencias, comer, dormir estar juntos como familia y como comunidad es parte de su cultura, escucho decir que si un niño pasa los 5 anos de vida ya “la hicieron”. Tambien me duele ver la condicion de la mujer, quien sufre mucho y trabaja todo el DIA. En este tiempo de lluvias los caminos se inundan terriblemente, no podemos salir a los pueblos, el trabajo pastoral se detiene y con tiempo se compra todo lo que se va ocupar durante 3 meses a riesgo de no poder salir de la mision y si se necesita salir entonces las camionetas se transforman en verdaderas lanchas para pasar el agua, nosotras mâs o menos recorremos 24 kilómetros por agua, es impresionante, gracias a Dios las camionetas son de disel, aca se le llama gazoil, por eso no se apagan y puede uno “sumergirse” con “cierta confianza”, bromeando alguien viendo tanta agua dijo: -como en el diluvio!-. Las noches son espectaculares, si no estâ nublado se pueden observar las estrellas fugases y muchas muchas estrellas, es hermoso. La comunicación por internet estuvo suspendida hasta ahora, problemas de impuestos con el gobierno, le quitaron al obispado els modem, aqui venimos los misioneros para recibir nuestros mails y comunicarnos al exterior. Se puede utilisar el celular para comunicarnos con los demás misioneros y al extranjero, pero tienes que esperar a que haya señal, en Maybombay es mas fácil de noche y casi casi hay que subirse a un árbol, es divertido aunque los moscos aprovechan para darse un banquete. Por ahora convivo y aprendo a lado de mis hermanos y hermanas, en noviembre inicio un curso de introducción a la cultura con todos los nuevos misioneros de diferentes diocesis, dura 3 meses, ademas de la cultura nos enseñaran la lengua local, el Ngambay. Conozco pocas palabras, es bonito. Me encomiendo a sus oraciones y les recuerdo que los tengo siempre presente en las mías, yo siento la fuerza de sus oraciones y las agradezco de todo corazón, cuídense y aprovechen todas las oportunidades que Dios les regala para ser felices ya que para eso hemos sido creados.

Con cariño su Hna. Cecilia Zamudio, HPSSC.

viernes, 15 de agosto de 2008

LOS SUPERVIVIENTES

Volvi a la misiôn de Maybombay, aturdida por la muerte de mamâ, asimilando su ausencia fîsica y percibiendo su presencia espiritual... en situaciones de peligro, ya libradas, experimento dulcemente su presencia que me dice: "Ten cuidado Pabis..." no como regaño, sino como una caricia de paz y ternura... Ay nuestras madres! cômo nos cuidan aquî y "allâ". Entre la depre del duelo y el cambio de misiôn, he pasado tres paludismos. Dicen en mi tierra: " se juntaron las recetas". Pero la opciôn por mi Cristo Africano Chadiano sigue firme... aquî lo busco, aquî se me revela, aquî me hace feliz!. Me siento aun “fragil”, sin evadir el dolor, reconozco que es un "podar" para que dar mâs vida... cierto que a veces experimento la tentaciôn de mandar todo a volar... pero es solo eso: una tentaciôn, tal vez mâs positiva que negativa, puesto que viene del deseo profundo de negarse a continuar "sufriendo" y de lanzarse a buscar la felicidad. Mis maestros de vida... helos aquî, los llamo los SUPERVIVIENTES... porque superaron, viven y gozan!
En las celebraciones dominicales, junto con otras señoras, animo y cuido a unos 200 niños de 3 hasta 12 años, todos sentaditos...mâs bien “amontonados” en dos grandes tapetes de plâstico a un lado del altar..., son hermosos! Algunos llegan limpiecitos, con sandalias a la medida y con ropa dominguera,.... la mayorîa llegan con su ûnica ropa hecha trizas, descalzos...o con ropa y zapatos de sus padres... hilachos que apenas los cubren... a los niños no les compran ropa... al año si acaso, un solo trapito por navidad. Gracias a Dios ya hay mamâs que buscan los medios para vestir mejor a sus hijos... pero es dificil en esta pobreza e ignorancia. Lo grave comienza con este tiempo de lluvias, donde los chiquitines se ven expuestos a la humedad constante en sus casas de paja y tierra, rodeada de charcos y hieba crecida que favorece la reproduccion del mosquito que transmite el paludismo. Para los mâs grandecitos el rudo trabajo de campo, la falta de comida, apenas estân creciendo las espigas de milo, los graneros se vaciaron y buscan raîces y hojas para alimentarse,... entonces encontramos el dispensario de la misiôn repleto de bebês y niños con bronquitis, pulmonîa, paludismo, infecciones intestinales y anemias agudas. Y por si fuera poco, a esto se agrega una prâctica tradicional, (parte de su creencia) que para que el niño no se enferme “mucho” en esta epoca hay que “romperle las amîgdalas” en francés se dice “casser les amigdales”... hay gente “especializada” para esta prâctica “salvaje” (perdôn por lo de salvaje, pero asi es)... lo hacen con una cuchara a la que previamente le han sacado filo tallândola en una piedra y el ôvalo del utensilio toma forma de cuchillo curvo, lo introducen en la boca del niño hasta tocar las amigdalas para de un tajo cortarlas... (esto tambiên se hacia en Mêxico, por la misma creencia, pero en hospitales y con las condiciones sanitarias adecuadas... de todas maneras ya no es recomendable). Es demoledor el estado en que traen a los niños, casi moribundos, casos complicados de bronquitis con paludismo, anemia y la infeccion del corte de las amigadalas con su desangrado.... Se hace lo que se puede, lamentablemente se pierden muchîsimas vidas... es desgastante la impotencia y al coraje ante la situacion de muerte e ignorancia... Se les habla, se les informa y se les forma una y otra vez.... no, imposible cambiarla, “es su costumbre” y nosotros los blancos, los "nazaras", no conocemos sus “secretos” para ser mâs fuertes.
La salvaje selecciôn de la especie, en la que solo tiene derecho a vivir el “mâs fuerte”, el que supere todas las pruebas. Cuando un niño pasa de los 8 años, entre los misioneros decimos: "ya la librô".
Si, cuando veo a esos chiquitines, cantando felices, con sus ropitas andrajosas... me llenan de ternura y experimento hacia ellos una gran REVERENCIA, porque han salido triunfantes de tantas y tan injustas "pruebas". Son increiblemente fuertes y resistentes, son los SUPERVIVIENTES... y ahi estân, bailando y aplaudiendo, celebrando la vida.
Paula =)

viernes, 13 de junio de 2008

CUANDO EL MISTERIO ES DEMASIADO IMPRESIONANTE NO SE PUEDE DESOBEDECER

En su llegada al Chad, el 01 de junio, Maritza escribe esta carta para las HPSSC en Mêxico. Agradezco la posibilidad que me regala de poder publicarla en este Blog.
§§§
BIENVENIDA DE NUEVO AL CHAD MARITZA!
§§§
Comparto mi experiencia con ustedes muy queridas hermanas que me acompañaron y me hicieron sentir amada durante mi estancia en México. “Cuando el misterio es demasiado impresionante no se puede desobedecer”. Esta frase de “El Principito” de Saint-Exupery me acompañó desde de mi llegada en el mes de junio 2007 a México, mi corazón presentía grandes acontecimientos,... Cuando hacemos nuestra visita familiar aprovechamos para hacernos un chequeo médico. El oftalmólogo me detectó un Keratocono en la cornea derecha, recomendando el trasplante. Si aceptaba la operación debía esperar mi turno para recibir la cornea de un donador de Estados Unidos, ya había tres persones en lista de espera desde hacia cuatro meses. Esta situación venía a nublar los días soleados y de agradables encuentros con hermanas, familia, amigos y sobre todo retrasaba la posibilidad de regresar al África. Experimenté la invitación de Señor de abandonarme en sus manos y de pedir con la confianza de quien sabe va obtener lo que necesita, porque se siente y se sabe amada por el Dios de la Vida en abundancia. En este clima de amor, de dolor, pero de mucha confianza, le dije a Dios: -si quieres esto para mi, yo lo acepto, sólo te pido que la cornea llegue pronto para que en un año pueda regresar a la misión con el mismo boleto de avión...- el Señor, que no se deja ganar en generosidad, a los cinco días de haber confirmado con el doctor la operación, me regaló la cornea. Fui operada el 4 de julio 2007, en Guadalajara, donde pasé mes y medio de mi recuperación en la casa provincial. Fue una experiencia muy rica, tuve la oportunidad de conocer a varias hermanas, acompañarlas también en su enfermedad y disfrutar de la fraternidad de mi familia religiosa. !GRACIAS HERMANAS! Cuando estaba por terminar mi estancia en Guadalajara, se hizo presente la pregunta: ¿ahora que va a seguir? No me inquietaba tanto, pero sí me llevó a ser consciente de como me sentía y de lo que necesitaba. Y lo que necesitaba era una experiencia con una comunidad en uno de nuestros colegios, así hice mi segunda petición al Señor: -por favor, que mi recuperación sea en un colegio- porque después de seis años fuera de la patria hace bien convivir y enriquecerse de sus orígenes, y también fue concedido. Fui enviada al Distrito Federal, al Colegio “Las Rosas” Primaria, con hermanas con las que nunca había vivido, a quienes amé y sobre todo de quienes puede beber tanta experiencia, confianza y cariño. Por motivos de la operación, la visita familiar la tuve que hacer en varios momentos, en los que disfrute inmensamente,… pero en los que siempre el despedirme de mi madre era terrible; la despedida más dolorosa fue después de la visita en Navidad. Mi mamá siempre se veía bien; yo presentía que algo pasaría, así recuerdo que días después de la visita y pensando que para regresar al Chad faltaban sólo cinco meses, le dije a Dios: -si tú me quieres en la misión llévame, esté como esté mi mamá, pero antes de partir concédeme la gracia de hacerle sentir que la quiero- . A los quince días de esta petición, durante mi trabajo en el colegio, recuerdo que me sentía contenta y le expresé a Dios mi “indiferencia” sobre regresar al Chad o quedarme en México, porque me sentía igual de realizada y feliz en ambos lugares. Este mismo día en la tarde llegué a la capilla para la oración de vísperas y le dije Dios: ¡aquí estoy!. Comenzando el himno, sonó el teléfono para avisarme que mi mamá estaba grave y que iban a hospitalizarla, tenía una insuficiencia renal y pulmonar, a este cuadro se le fueron añadiendo otras complicaciones durante un mes de estancia en el hospital hasta que falleció el 27 de Febrero. Después de haber acompañado a mi mamá hasta el final, ya no me quedaba más que agradecer a Dios y a mis hermanas por acompañarme en esta experiencia de amor y dolor, de muerte y de vida y prepararme ahora sin duda alguna para regresar al Chad. El día de salida coincidió con la fiesta del Sagrado Corazón, fecha bastante significativa por si sola para nosotras, pero también porque mi primer envío al Chad fue en la fiesta del Sagrado Corazón el día de mis votos perpetuos. Así que el Señor confirmaba de nuevo el envío en su corazón y en el mío. Después de abundantes y dolorosas despedidas, llegó el día de dejar la patria y regresar a estas calurosas tierras africanas. Ahora me encuentro en la comunidad de Mbikou con Martha Gómez, donde acompañaré en la alfabetización de las mujeres, en los proyectos para discapacitados y huérfanos de sida y en algunas actividades de la catequesis de la parroquia. Juntas con las hermanas de la mision de Maybombay continuaremos esta misión en la Diôcesis de Doba. Hermanas, gracias a todas y a cada una por toda la vida que me dieron tanto en la alegría como en el dolor durante mi estancia en México, ahora siento que regresé más acompañada, que conmigo se vinieron todas ustedes y que juntas estamos viviendo y haciendo presente el amor de Dios, ahí en la misión que a cada una se nos ha encomendado. Que Dios las bendiga en todo. ¡Hasta pronto! Y que en nuestra apertura al misterio del Amor aumentemos sin término el número de sus amigos. Con gran cariño: Maritza Ortega Mendoza

domingo, 4 de mayo de 2008

EL FELIPILLO TIENE SIDA

Es el mâs pequeño de los niños del proyecto, sus padres murieron hace dos años se llama Maquisar (5 años). En el momento de la extracciôn de sangre para hacerle el test de VIH.
Hoy vinieron a la mision de Mbikou los responsables del Centro SIDA del Hospital de Bebedjia para hacerles la prueba VIH a 30 de los 42 niños de 5 a 16 años que estân en un proyecto de ayuda y acompañamiento, (niños que perdieron uno o sus dos padres a causa del SIDA) el proyecto se llama: Niños Huerfanos Vulnerables de SIDA (en francês tambiên suena fuerte: Enfants Orphelins Vulnerables)... yo les digo “mis niños”, me siento incomoda cuando les dicen “les orphelins”. No voy a dar estadîsticas de cômo el SIDA estâ “azotando” al AFRICA,... existen sitios en internet bien documentados para ello... en mi humilde experiencia solo puedo decir que el SIDA es “uno” de los terribles leones que estâ “devorando” comunidades de manera escalofriante.
El africano mide el sentido de su existencia por la cantidad de hijos que procrea... y en esta cultura la poligamia es aceptada, podemos encontrar un hombre con 20 o mâs hijos (caso del Chef de Maybombay con 8 esposas y mâs de 50 hijos... ) Volvamos a “mis niños”. La semana pasada visitê las cuatro escuelas en las que “estudian”...les tomé fotos con sus compañeritos y maestros... (de esos salones de 180 alumnos sentados en el suelo, donde el maestro grita y los hace repetir como “periquillos” hablaremos despuês), lo importante de esta visita era que ellos se sintieran: apoyados, protegidos, cuidados... amados! En diciembre se hablô con sus tutores sobre la importancia de la prueba del SIDA; algunos aceptaron y 10 niños fueron examinados, ninguno infectado: un saludable “negativo” sobre su hoja con el nûmero que guarda anônima la identidad del chiquitin. Cuatro meses despuês volvemos a insistir sobre la prueba y gracias a Dios todos aceptan! Llegaron muy guapos en la mañana, niños y tutores, solo me faltô el Sergio que se quebrô el brazo cuando cayô de un arbol cortando mangos y su hermanita Marîa Noel de 6 años. Empezamos con una pequeña explicaciôn y poco a poco fueron pasando para dejarse extraer unos centimetros de sangre... mientras el resto aguardaba su turno viendo un documental sobre la fauna de Africa, tomando un atole de milo con tamarindo, sentados en sus petates. Todo iba bien, las gotas de sangre eran depositadas sobre los reactivos y se iban dictando y escribiendo los resultados en sus fichas personales: ... -15 negativo, 16 negativo, 17 negativo-... hasta que oîmos un cortado -oh oh- de Eva (religiosa de la Congregaciôn de Jesûs Resucitado, responsables del Centro) ... no quitaba mis ojos del reactivo, deseando que no fuera verdad... las señales eran claras, -el 25 era “positivo”-... el nûmero 25 es del Felipillo de 12 años,... el que siempre me enseña que se lavô los dientes, el que viene a pedir el balôn de Fut... y lo mandan a êl porque saben que es el mâs valiente... cômo brinca triunfante entre sus compañeros cuando lleva el balôn al campo! ... los resultados de sus cuatro hermanos fueron negativos. La mamâ del Felipillo se quedô frîa con la noticia, su marido muriô hace tres años... ella no se ha querido hacer la prueba... trabaja vendiendo cerveza, su vida es ya tan dura y difîcil como mujer, como viuda y como madre... El martes los vamos a llevar al hospital... es necesario evaluar con mas precisiôn al niño y comenzar un tratamiento... y entonces tal vez la mamâ encuentre el valor para hacerse la prueba..., tengo una mezcla de corage, de tristeza, de no sê... ya pasa de medianoche y no puedo dormir... el Felipillo tiene SIDA.
Paula.

viernes, 2 de mayo de 2008

NOS UNE CRISTO Y POR ESO SONREIMOS

“Todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios han sido manifestados.” Ap 15, 4

§ § § § § § § § § § § § § § §

Conocer hermanos de diferentes nacionalidades ha sido una de las experiencias más agradables de esta misión, saber que no importa de donde vienes siempre compartes con una sonrisa el mismo ideal, seas Mexicano, Chileno, Colombiano, Polaco, Hindú, etc. Aqui una sonrisa dice mucho. Han pasado cinco meses en los cuales poco a poco voy aprendiendo algo nuevo, me doy cuenta que todos dejamos nuestra patria, nuestras familias, nuestra cultura, nuestro idioma por seguir a Cristo, realizar la tarea misionera desde el carisma de cada una de nuestras comunidades. Pero Lo realmente asombroso es que aqui encuentras todo el cariño y la fuerza que siempre habias tenido en tu familia, el Espíritu Santo actúa y nos acompaña cumpliendo las palabras de Jesús. “Les aseguro que cualquiera que por mi causa y por aceptar el evangelio haya dejado casa, hermanos o hermanas, padre o madre o hijos o terrenos, recibirá ahora en la vida presente cien veces más en casas, hermanos, hermanas y terrenos, aunque con persecuciones y en la vida venidera recibirá la vida eterna.” Mc. 10, 29-30. Asi es: La palabra de Dios es viva y eficaz, se siente como el aire fresco que roza tu piel en un sereno atardecer cerca del río, cuando estas aquí lejos de tu familia de aquellos que te cuidaban y estaban al pendiente de ti. Te enfermas! y nunca imaginabas que aquí tendrías una pequeña familia conformada por hermanos de diferentes países para decirte que ellos están a tu lado y hacen lo mejor para que te sientas bien y continuemos juntos nuestra labor, todos unidos con el mismo objetivo: reflejar y testimoniar a Cristo. Quisiera mencionar un pasaje del numeral 11 del decreto AD GENTES, del Concilio Vaticano II sobre el testimonio cristiano: “Para que los cristianos puedan dar fructuosamente el testimonio cristiano de Cristo, únase con aquellos hombres por el aprecio y la caridad, sintiendose miembros del grupo humano en el que viven y tomen parte en la vida cultural y social interviniendo en las diversas relaciones y negocios de la vida humana; familiarícense con sus tradiciones nacionales y religiosas; descubran, con gozo y respeto las semillas de la palabra que en ellas se contienen.....” Poco a poco voy descubriendo la obra de Dios, lo que tiene para este humilde servidor, solo estoy atento dispuesto a aprender todo aquello que me ayude a crecer tanto espiritual como humanamente para enfrentar los retos de esta misión en el Chad. Esta ha sido mi opción: mirar a Cristo en medio de los pobres y unirme a aquellos que han sentido el mismo llamado sin importar lengua, cultura o nación. Aqui estamos dedicando nuestro tiempo a los pobres, prestandoles una amable atención, escuchándolos con interés, acompañándolos en sus momentos dificiles, compartiendo con ellos horas, días, semanas, o años de nuestra vida para buscar, desde ellos, la transformación de su situación. Admiro el testimonio de los misioneros que dedican su vida entera a un pueblo, aûn con las grandes dificultades que encuentran son felices. Recuerdo que cuando ya estaba a punto de venirme al Chad, llegô a mis manos un hermoso libro que me animó tanto! Era la historia de dos sacerdotes: uno canadiense y el otro español, trabajaban en el Amazonas del Perú y el Ecuador acompañando a las comunidades indígenas, entregaron su vida en el acompañamiento de estos pueblos, asumiendo las palabras del decreto Ad Gentes. Uno aun vive y el otro murió como uno más de su tribu. Llego aquí y me encuentro con misioneros que llevan 50, 35, 20 años acompañando a este pueblo, llegaron en plena juventud! Yo solo le pido a Dios que me ilumine y que pueda ver en esos testimonios un aliento en mi vocación misionera, pues mi ûnico deso es “SERVIR A CRISTO Y A SU IGLESIA CON CORAZÓN GRANDE Y ÁNIMO DECIDIDO”.

Frére Raúl H. F.

jueves, 1 de mayo de 2008

CON CORAZON GRANDE Y ANIMO DECIDIDO

Nelson y Raul son dos misioneros que se preparan para trabajar en una parroquia de la Diocesis de Doba. Cuando se llega al Obispado se les encuentra con sus libros y aunque por ahora pasan la "terrible" prueba de todo misionero de dominar el francês siempre nos reciben alegres y fraternos. Felicidades al Instituto Eudista por este envio misionero al Chad, los dos son geniales! Paula =)
Hola, mi nombre es Raûl y junto con el padre Nelson queremos compartir con ustedes parte de la experiencia atravês de la cual el Instituto Misionero San Juan Eudes inicia su presencia misionera en el Chad, Africa Central para colaborar en la Diócesis de Doba y de cómo la obra de Dios se ha manifestado en estos humildes servidores del Evangelio cumpliendo el mandato de Jesús de “ir de dos en dos”a llevar la buena nueva(Lc 10,1). ¿Cómo se dio la oportunidad? Todo comenzô en el 2005, cuando Mons. Michel Russo conoció la labor misionera del Instituto en la Isla de Sao Tome Puerto Principe-Africa; tambiên recuerdo cuando Monseñor visitô nuestro noviciado en Ocaña ese mismo año. El tiempo pasô... Monseñor Russo ya contaba con la palabra del Instituto para colaborar en su Diocesis: de enviar un equipo misionero conformado por un sacerdote y dos hermanos. En ese momento no habîa sacerdotes disponibles para asumir esta nueva misión, ya que somos una comunidad joven no contamos aun con gran número de sacerdotes; pero aún asî Monseñor no desistîa y continuaba realizando llamadas, enviando cartas solicitando siempre la presencia misionera del instituto. Por el mes de octubre del 2007 el padre Nelson se encontraba en Italia realizando algunos estudios. Llegô un email del Monseñor Russo a nuestro Superior General que se encontraba de visita en la comunidad local de Carpineto Romano-Italia. El padre Nelson estaba disponible para cumplir su sueño misionero en Africa, se dieron los acuerdos entre ellos. Yo tambiên recibí una llamada del superior general quién me anunciaba que estaba listo el equipo misionero para el Chad, y que este humilde servidor de Cristo formaba parte de los enviados al Africa. Recuerdo que mi garganta se secô por un instante y al mismo tiempo mi corazôn latîa acelerado, eran sentimientos encontrados que con el tiempo se despejaron y aquî me tienen ahora contento y dispuesto a dejar mis mejores años en el Chad pues estoy convencido del amor de Cristo y de su palabra que llega todos los dias como alimento y guia para desempeñar las labores cotidianas. Por ahora nuestras fuerzas y empeño estan dirigidos al aprendizaje del francês para despuês continuar con el aprendizaje de la lengua y cultura NGAMBAY. Poco a poco hemos ido conociendo a los misioneros y misioneras que trabajan en la Diocesis, miembros de diferentes institutos y de diversas nacionalidades: Italianos, Indues, Mexicanos, Franceses, Suizos, Españoles, Polacos, de Benin, del Chad y por supuesto de nuestra querida COLOMBIA... el P; Ernesto Vivas y las hermanas Franciscanas de Maria Auxiliadora: Emperatriz, Estevelana, Mabel, Bleidis y Yolanda, somos 8 misioneros colombianos en esta Diocesis de Doba! Asi es... Hoy estamos aqui, como decía un pequeño folleto del instituto: “desde Ocaña para el mundo” ... dejamos padres, hermanos, amigos y todos aquellos que nos vieron crecer y siguieron de cerca nuestra donación a Cristo y a su Iglesia; para recibir nuevos hermanos y amigos que nos veran madurar en una nueva cultura y que seguiran de cerca nuestro trabajo al servicio del Evangelio, estamos aqui: El P. Nelsón Jaimes G. con la experiencia de sus misiones en el Perú y en Colombia y este servidor Raul Herrera F. con las fuerzas y sueños propios de la juventud, de aquel que quiere aprender cosas nuevas y crecer en el amor de Cristo Jesús. “Solo quiero vivir para formarte, hacerte vivir y reinar en mi alma y en todas las almas del mundo. Amén” (San Juan Eudes)
Hno. Raúl Herrera Franco, msje
¿Quienes somos los Misioneros de San Juan Eudes? Somos una sociedad Clerical de vida Apostólica de derecho Diocesano al servicio de la misión Ad Gentes(C.589) y la nueva evangelización. Hemos sido heregidos (aprobados) por un obispo Diocesano, en nuestro caso el señor obispo de la Diócesis de Ocaña-Colombia. Los miembros del Instituto viven el carisma de la misión y como buenos servidores del evangelio colaboran con la Iglesia Universal, con los obispos e Iglesias particulares, especialmente en las zonas mâs abandonadas y pobres, en la plantatio eclesiae y en la específica Misión Ad Gentes.Además tomamos el modelo apostólico (Hc. 2,42) para vivir en común la vida de hermanos, compartir la vida de los sacramentos, sobre todo la Eucaristía y nutren su vida espiritual y apostolica en la doctrina y el magisterio de la Iglesia; tomando como guia y modelo en el seguimiento de Cristo a San Juan Eudes de quien recibimos su espíritualidad e impulso misionero en el lema: “SERVIR A CRISTO Y A SU IGLESIA CON CORAZÓN GRANDE Y ÁNIMO DECIDIDO”

ME DUELEN TUS HERIDAS....

MISION QUIRURGICA EN EL CHAD
Una experiencia iniciada por el P. Michel Guimbaud, capuchino francés, fundador del Centro (des Handicapées) «Nôtre Damme de Paix» de la ciudad de Moundou, al sur del Chad, hace 27 años, con la participacion de equipos quirûrgicos ortopédicos españoles y franceses que buscan poner de pie a los niños y personas que por diversas causas sufren una discapacidad fîsica. (secuelas de poliomielitis, paludismo, malformaciones congênitas o causadas al momento de nacer, accidentes, etc.) Desde octubre 2007 he tenido la oportunidad de colaborar en estas misiones quirûrgicas con el equipo catalân-español (Associacio Humanitaria de Solidaritat), Su presidente, el Dr. Fernando Fonseca participa activamente en cada una de las misiones y expresa su deseo a través de esta frase : « …Caminad de pie. Andad! Que asî se fabrica la diagnidad » ,Lo que hace admirable estas misiones quirûrgicas, no es solo la cantidad de operaciones que realizan, (este vez fueron mâs de 80), sino la pasiôn que hay en cada uno de los doctores y colaboradores para recuperar la dignidad de cada niño, de cada persona con discapacidad fisica. Es un ponerse de pie fîsica y moralmente. Esta pasiôn que se ve reflejada en el esfuerzo, el cariño y la entrega de cada miembro del equipo para buscar recursos materiales y humanos, y para realizar infatigablemente cada año estas operaciones en el Chad. La misiôn dura quince dîas: a partir de las 8 horas se inicia la visita en el hospital a los post y preoperatorios; inmediatamente comienzan las cirugîas que terminan alrededor de las 17 horas, regresan a visitar los otros pacientes que se encuentran en el centro de recuperaciôn para terminar cerca de las 19 horas. El domingo es programado para las consultaciones de todas las regiones, lo que hace que aumente cada vez mâs el nûmero de personas que vienen en busca de una esperanza. Esto es muy claro para Fernando y es lo que le da la fuerza fîsica y moral para vivir cada instante de esta misiôn y para continuar año con año, lo expresa en un pequeño y profundo poema que titulô Contradicciôn...
« Te confieso una contradicciôn, soy feliz contigo en esta misiôn. Me duelen tus heridas, fabricadas con miseria,con hambre, enfermedad y explotaciôn. Contemplo tu sufrimiento y hiervo de indignacion. Pero soy feliz contigo. Perdona hermano mi contradiccion ». Fernando /93
Toda persona que se acerca a Fernando en busca de un diagnôstico, encuentra una esperanza. Cada dîa a pesar de todo el trabajo fîsico que vive, se le encuentra siempre disponible, buscando las mejores posibilidades para ayudar a sus pacientes, a sus hermanos chadianos con quienes sufre y goza al mismo tiempo. Una contradicciôn que da sentido a nuestra vida aquî en el Chad, sufrir y gozar con nuestros hermanos, pero siempre manteniendo una esperanza en algo mâs, en Alguien que desea que vivamos en plenitud nuestra dignidad. La entrega y testimonio de personas como Fernando y los otros miembros del equipo, asî como del P. Michel, me ayudan a buscar cada dîa los medios para mejorar la atenciôn a mis pacientes, respondiendo en medio de las limitaciones con una palabra de esperanza. Esta posibilidad brota de la relaciôn con Aquel que da la vida en plenitud, que ha aceptado sufrir para darnos la Vida, la alegrîa de una vida diferente.
Dra. Ma. Librada Naranjo Barcenas HPSSC

domingo, 20 de abril de 2008

LA BATERIA TERCERMUNDISTA DE RICHARD

NB Lamento no poder subir el video de mi baterista consentido,
pero al menos la foto de Richard hablarâ por ella misma.
No pude resistir las ganas de contarles sobre la baterîa del coro de la Iglesia, es ingeniosa y sobretodo anima los cantos y alegra a la comunidad.
Atenciôn a los "ingredientes":
  • tres botes de leche, cubiertos con tres pedazos de saco de plâstico y sostenidos con tiras de llanta vieja
  • dos tapas de aluminio, un cilindro cortado a la mitad, cubierto con dos pedazos de cuero de vaca
  • dos ramas reforzadas en la punta con pedacitos de llanta
  • un pedal de trozos de madera con una cadena de bicicleta...
  • un esqueleto de varilla de construccion para sostener todo ese boterîo....
  • ah! y que no se me olvide, porque es importante para que el instrumento de percusiôn “no resbale” con los golpes, un simpâtico ladrillo!

Me encanta ver a Richard tocando su baterîa tercermundista, se siente soñado y "moderno", a lado de los ancestrales tam-tams ngambay. Por sus gestos y movimientos rîtmicos me "recuerda" al formidable baterista del grupo mexicano de Rock, Manâ, que dirîa si lo viera?... tan distantes... tan cercanos! A mi sobrino le regalaron una baterîa para sus 15 años... ya pasaron cuatro años y descubrî el maravilloso instrumento arrumbado, o puedo decir “guardado”, en casa de mi hermano... ah! eso sî,... intacto, completo, no le falta nada!...pero lleno de polvo, “inutil”, abandonado y silenciado.

Me da tristeza y hasta cierto punto coraje. Para que nos sirven las cosas si no las utilisamos! Si ya no nos hacen felices, ni hacen felices a los demâs! A veces algunas habitaciones se convierten en museos personales jamas visitados y seguimos acumulando y acumulando.. y guardando, “por si algûn dîa”. Y claro no faltarâ quien diga con orgullo: -ya sabîa yo que algûn dîa lo iba a utilisar y por eso lo guardê- hace 10, 15 o mâs años! No, no estoy en contra de lo valioso que debe guardarse para heredarse a la prôxima generaciôn; en lo personal me encantan los museos y la historia... estoy de acuerdo que hay objetos que deben guardarse... pero seamos honestos y aceptemos que en nuestras casas hay objetos que ya no son ni indispensables, ni necesarios... y que pueden ser ûtiles y hacer felices a otros. No nos caerîa mal un esfuercito para sacar esos “tilichitos” y liberar nuestro espacio. El Evangelio de Jesûs esta lleno de invitaciones a la libertad y a la generosidad... Recuerdo cômo gracias a una tômbola de “tiliches” se construyô una biblioteca para los niños de la sierra. La vida es bella, recorrâmosla y disfrutêmosla "ligeros de equipaje". Cômo disfruto ver a Richard tocando su baterîa tercermundista... con la que se eleva mâs allâ del primer mundo! Paula =)

jueves, 3 de abril de 2008

MAIL DE MISION

Les comparto la correspondencia electrônica con una amiga,su misiôn la realiza en Rio Grande, Zacatecas, Mêxico. FELICES PASCUAS DE RESURRECCION!
14 marzo 08
Mbikou, Doba, Centre Afrique
Hola Edith Me imagino que cuando leas esto ya habrâs llegado de Semana Santa, solo para desearte una PASCUA muy VIVIFICANTE para ti, tu comunidad, tu familia y tus enanos! El Señor Resucitado siga siendo la fuente de tu alegria y servicio! Por aca estamos bien, a Dios gracias, haciendo comunidad con Martha, nos comunicamos bien y hacemos equipo, en general la pasamos bien y cada una pone lo mejor de su de su parte. Mary y Libris en Maybombay, con eso del cancer de Lolis y de que su regreso sera dificil, alguien tenîa que hacerse cargo del dispensario y no estar tanto tiempo en suplencias... asi que nuestra doctora fue a tomar cartas en el asunto. Mi mision en esta parroquia -lo que dejo Lucy y Libris- digo que es de "llenar hoyos” en el buen sentido,... lo que se pueda, en nombre de Dios,...con esto de las ‘herencias’ y sin muchas explicaciones... tardê para agarrar la onda. Aqui en Mbikou hay dos padres suizos, los bârbaros trabajan como 4, la parroquia es la mitad en tamaño que la de Maybombay... y aunque estamos separadas unos 80 km kilômetros, es otra realidad. Los Ngambay tambiên son diferentes, tan solo en la lengua me corrigen a cada rato, dicen que en esta zona no se habla asî, ya que yo tengo, segun ellos el tono de los mongô... en fin! Apenas si estoy balbuceando el ngambay... sea por Dios, en verano tratarê de buscar alguien que me ayude en lengua ngambay.
Es otra experiencia mâs ‘relajada’ en cuestion de que no ando a la corre y corre; me puedo preparar mejor y dedicar mâs tiempo a la gente, es FENOMENAL!. Tambiên la experiencia de hacer equipo con los suizos es a todo dar, los siento como hermanos que ayudan en todo y ademâs estân al pendiente de uno... ya estaba desacostumbrada a sentir que alguien cuida de mi! ja! Entre las herencias - que llamo tambiên 'nuevos espacios de presencia de Dios' para mi, lugares de encuentro y de gracia, de cruz y de vida - disfruto mucho de encontrarme con un grupo de 46 niños de un proyecto de ayuda, sus padres murieron de Sida, se les apoya con la matrîcula de la escuela, material escolar, les doy formaciôn humana a ellos y a sus tutores... al principio la garganta se me hacia gorda gorda, tenia dificultad para pasarles lista, me quebrantaba delante de ellos, poco a poco los voy conociendo mejor; para celebrar la pascua les voy a pasar una pelîcula de un niño muy valiente que se llama Kirikou y con una meriendita de arroz con leche... manera sencilla y significativa de hacerles sentir la presencia del Resucitado que da a nuestra vida luz y alegrîa. Tambiên con las señoras de la Alfabetizaciôn, son mâs de 40, ruidosas y escandalosas como ellas solas, pero a la hora de aprender como niños bien portados. Les estoy enseñando el bordado con los moldes que me dio tu hermana y estân a la mar de contentas. Tambiên cada mes hay talleres de sensibilizacion con los representatntes de las asociaciones de padres de familia de las escuelas comunitarias y sesiones de formacion con los maestros. Luego el trabajo con los minusvalidos... en fin, esto se hace largo, despuês en otra ocasion te cuento para no aburrirte. Solo trato de decirte que estoy contenta y agradecida con Dios por esta nueva oportunidad de servirle en el Chad!. Me fui de largo, disculpa ^.^, un abrazote, te quiero mucho, deseo que disfrutes tus misiones o retiro y las vacaciones de Pascua. Que en tu casa todos estên bien de salud... y ya sabes que cuentas con mi oracion. El Dios de la Vida y de la Historia te siga acompañando y sosteniendo. Pide por nosotras. Paula §§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§
31 marzo 08
Rio Grande, Zacatecas
Paula: ¡Gracias! por escribir. Me alegré mucho de revisar el correo y tener noticias tuyas. Me ayuda mucho cuando me compartes lo que estas viviendo en la misión. Que bueno que lo que te compartió mi hermana te esté ayudando en las misiones, es una forma de estar allá. Les voy a decir a mis hermanas y a mi mamá, les dará mucho gusto. Acabo de llegar hace una semana de misiones. Fuimos a una comunidad de aqui de Río Grande, se llama Salinas. Es una de las comunidades más grandes de la Parroquia. Hay mucha gente y muy cercana a Dios. Siembran frijol y maíz para sostenerse. El frijol no ha tenido precio si acaso les pagan $2.00 dos pesos el kilo, cuando en las tiendas lo encuentras a $18.00 pesos. Pero es gente que confía en la bondad de Dios. Ellos salen, siembran y dejan todo en las manos de Dios para que de alli se puedan sostener con su familia. Es una comunidad muy promovida espiritualmente: Hay adoradores nocturnos, celadoras, crusados, ministros, jóvenes tarcisos o de santa Inés... todos tienen un día especial de reunión y sobre todo de formación. Es una tierra fértil porque tienen a Dios...yo aproveché para conocerlos y para llenarme de su sencillez. Platiqué mucho con la gente mayor, me ayuda mucho escuchar sus problemas, su forma de ver la vida y de vivir. Fueron 4 muchachas de secundaria, una vocacional que ya terminó la prepa, 3 muchachas de Yurecuaro Michoacan que conoci el año pasado y que las invité ellas estan en la universidad, Noemi (Juniora) y yo. En total éramos 10 y apenas nos dimos a basto. Se reunieron 156 jóvenes, 68 adultos y 188 niños. a los que les impartimos la catequesis. Al regresar no faltaron los abrazos, las lágrimas, el puñito de frijol, los huevitos de rancho, el pan ranchero, el 'vuelva pronto' y 'no nos olvide'... me vine llena de lo que ellos nos dieron: acogida, paz, esperanza... El lunes salimos al paseo comunitario a San Luis Potosí. Es un lugar muy bonito, disfruté del paisaje y de la convivencia comunitaria. Hacia mucho calor pero sabroso. Le hablé a Yolanda tu hermana y me dijo que tu mamá estaba mejor y con mucho ánimo. Hablé a la casa para decirles por donde andaba, y me dijo Ana mi hermana que mi mamá tenía nuevamente el dolor de su pierna y ahora más fuerte, que le estaba inyectando y dando su tratamiento, pero que estaba sin animos. Yo no hablé con ella porque no pudo ir a contestar el teléfono. Te encargo oraciones. Mañana iniciamos clases, el último jaloncito de este año. Ya quiero entrar porque de los muchachos y de la escuela uno tambien se llena de energía. Paula, he revisado el blog pero no he podido enviar mensaje de opinión, esta computadora es muy lenta y a veces ha fallado. pero si los leo. Paula, cuidate mucho y recibe mi oración por ti y por cada una de las hermanas. Salúdame mucho a Mary, Martha, Libris y a los padres con los que vives. Te quiero mucho: Edith Eréndira

sábado, 1 de marzo de 2008

QUE DANZAN LAS NIÑAS EN LUNA LLENA?

Desde que recuerdo, la luna llena me generaba fascinaciôn y encantamiento; a escondidas, subîa al techo de la casa y me tendîa boca arriba para contemplar con los binoculares (de mi papâ) la misteriosa y bella luna: me sentîa acariciada, bañada y amada por su intensa luz. Ya de religiosa, un jueves santo, participando con un grupo de jôvenes misioneros laicos en un pueblito de Catemaco Veracruz, tuvimos una experiencia comunitaria casi “mîstica”: subîamos un cerro para ir a la capilla a la adoraciôn eucarîstica y ella, la luna, nos saliô al paso, engalanada con su vestido de plata,... me cautivô y conmoviô profundamente hasta las lâgrimas, tan bella, tan grande y tan cercana. Nadie hablaba... creo que ni respirabamos, ja! Cuando lleguê al Chad, mis hermanas rezaban el Rosario contemplando las estrellas del cielo africano...es tan inteso el brillo de las estrellas que uno queda extasiado, se te llenan los ojos de estrellas es casi casi, como si pudieramos tocar el cielo. Nos cuesta trabajo volver a entrar a la casa, y prolongamos con “compartires” de todo tipo ese mâgico momento. Varios visitantes nos han hablado de nuestras estrellas con sus nombres têcnicos: Orion, Osas, Cruz del sur, Tauro, etc,... algunos nos han regalado mapas, y sî, medio las conocemos por su nombre "têcnico"... cada cada una tiene su consentida, a mî me cae bien el “rosarito” que casi siempre estâ sobre mi cabeza, Marte...ese punto rojo suspendido en el espacio... y ese lucero que se “resiste” hasta el ûltimo momento de la mañana cuando ya no puede mâs y el sol lo esconde. A veces nos sorprenden las estrellas fugaces, descubrimos aviones, satélites y espontáneamente contamos los dîas que faltan para la luna llena, esperando con emociôn su apariciôn. Los Ngambay disfrutan mucho este acontecimiento, sobre todo las niñas, que desde que el sol cae empiezan a ser llamadas y congregadas por los tam-tam de diferentes rincones del pueblito. Tan pronto la luna hace su apariciôn, las palmas se escuchan, empiezan los cantos, risas y aplausos todo bien ritmado. Los tam-tam no se detienen, no hay silencios, hay relevos de hasta 4 jovenes (les bateurs). Cual es el contenido de esos cantos? El tema predominante es la alegrîa de estar bailando juntas a la luz de la luna, siempre en cîrculo, van diciendo su nombre y un refrân, pasan una o dos al centro, bailan moviendo el vientre y los hombros con gracia y fuerza. Los cambios de tema dependen del ânimo del bateur, de la lîder o de la presiôn del grupo: pueden ser los temas “sociales”, cantos que se burlan de los errores o defectos de âlguien (los borrachos, los flojos, los ladrones, los buscapleitos, los bobos, etc)... para los adultos es una verguenza cuando saben que las niñas bailan con su nombre y su deshonor... aunque despuês ellos mismos bailan y rîen sobre su verguenza; estân los “epopêyicos” que describen los logros de algûn personaje importante del pueblo (un brujo, un curandero, un rico); “los religiosos” o “los cuentos” que enseñan sobre la sabidurîa ancestral. Tambien para los adultos, hay otro tipo de “danzas”: los largos viajes a pie, son programados para la luna llena, ya que la noche fresca hace más llevadero el peso del camino. Tambien los viajes comerciales en carretas tiradas por bueyes. Para algunos clanes es el momento de desagraviar con sacrificios a los "dioses del bosque", para los brujos el momento de lanzar encantamientos, para los curanderos el momento de atrapar los efectos curativos de la luna en sus bebidas de hierbas o de cortar plantas que solo en noches de luna son poderosas... en fin, las noches de luna son plenas de movimiento. Que nos siga encantando la luna llena, que nos siga guiando hacia nuestro interior y hacia los otros... que nos siga regalando alegrîa y corrigiendo, que siga ritmando nuestra vida de latidos y nostalgias. Que muchas lunas llenas sigan llenando tu espacio y tu existencia! Paula :)

lunes, 25 de febrero de 2008

Mi nuevo Parroco

Cuando lleguê a Maybombay encontrê a mi nuevo Parroco: Ernesto Vivas Mateus, sacerdote colombiano del Vicariato de Puerto Gaitân, Vichada. Cuando se le conoce, lo primero que destaca es su impecable sonrisa, su agradable trato y su laaaarga barba... por ella los ngambay le llaman “el profeta”, los musulmanes “hombre respetable” y algunos sonrîen ante la semejanza con Ben Ladem... cuando se lo dicen, se acicala la barba y sonrîe aûn mâs. En este artîculo nos cuenta su vocaciôn misionera y la reacciôn de su familia y amigos. Agradezco su participaciôn en este blog. Paula : ) Foto de P. Ernesto con su Obispo Mons Alberto Rozo
-Desde que entrê al seminario, empecê a conocer la vida de la Iglesia y su dimensiôn misionera. Descubrî que toda la Iglesia es misionera, pero se destingue la misiôn ad gentes. Empecê a leer revistas y a escuchar testimonios de sacerdotes y de misioneros. Fui conociendo Africa y me empecê a ilusionar con este continente. Todavîa no sabîa si iba a ser sacerdote o no, estaba empezando el camino, pero ya querîa ser misionero en Africa. En mi ingenuidad, desde mi entrada al seminario, pedîa a mi Dios que me regalara, algûn dîa, la oportunidad de trabajar y compartir mi vida con los africanos. Cuando me ordenê sacerdote, por gracia de Dios, me lo propuse como una meta mâs concreta y fui pidiendo a Dios que me regalara la experiencia, despuês de un tiempo de servicio en mi vicariato de Puerto Gaytan. Si en el seminario mi formaciôn transcurriô a lo largo de nueve años, yo pedîa a Dios me regalara 10 años de mision. Para mi Africa es un anhelo de nacer de nuevo, algo que, a mi juicio todos tenemos. En Colombia hay lugares de misiôn ad gentes y muchas necesidades; en el Africa, busco una nueva luz, compartir mi fe desde la humildad y la sencillez, en el encuentro con la sencillez de los africanos. Quiero conocer a Jesûs con rostro Africanoy seguir caminando en la conversiôn hacia El, desde la semilla de la fe que me ha regalado, desde mi cultura, mi familia y mi Vicariato. Conocî a Mons. Russo a travês de los combonianos en un curso de misiôn ad gentes, les contê mis sueños, pero sin compromiso; tambiên por una prima que colabora con ellos en el programa de radio “Minuto de Dios”; fui compartiendo la inquietud y avanzando en el proceso. Por fin pude hablar con mi obispo, Mons. Alberto Rozo, quien me dio vîa libre para hacer un enlace misionero, justamente cuando Mons. Russo visitaba Colombia. Nos entrevistamos y se hizo mâs concreta y real la oportunidad de la misiôn en Doba. Al principio mi familia y mis amigos me decîan que para quê salir a otro paîs? si aquî habîa trabajo y se estaba mejor compartiendo con ellos, Por quê a un lugar tan lejos, tan feo, con pobreza y enfermedades, sabiendo que quiza no nos volverîamos a ver? Incluso piensan que uno estâ castigado, porque se tiene esta idea de que en el sacerdocio uno va ascendiendo y haciendo carrera.... pero despuês, gracias al diâlogo y convivencia, van llegando a comprender que este paso es natural y normal en una perspectiva de fe. En cuanto a mi mamâ, ella actûa como Marîa; no entiende mucho, pero dice sî y da la bendiciôn a su hijo, a “mi chinito”, como ella dice. Mis compañeros sacerdotes algunos contentos dândome ânimo, otros fijândose en mis debilidades me dijeron: “Usted en tres meses estarâ aquî, usted no aguanta”. Me alegra, me hace reflexionar y dar sentido a esta vida que exige cuidado y perseverancia. Mi obispo ha sido un pastor, muy amigo, muy hermano. En un principio sabîa que tenîa esta inquietud, nos mirâbamos, reîamos, intercambiâbamos palabras. Despuês cuando las cosas fueron mas concretas, me decîa: “En Vichada tengo un Africa pequeña para usted”... ya cuando las cosas se fueron dando, êl me apoyô en todo, incluso fue al aeropuerto a despedirme...como pastor del vicariato me envîa al Chad como representante de Puerto Gaytân y de la Iglesia Colombiana. Y asî me siento yo: enviado y retado a responder y a crecer mucho mâs. Estoy disponible, muy agradecido con Dios, seguro de su bendiciôn asî como de la bendiciôn de todo un pueblo, mi familia, mi vicariato, mi Colombia. Confiado en que con la bendiciôn de Dios todo saldrâ bien. Que no nos dê miedo vivir el Evangelio: tener siempre actitud de apertura, de disponibilidad; abrirnos al amor de Dios, asî viviremos confiados, sin preocupaciones, Dios no estorba a nadie. Dios lo que hace es embellecernos. Fuera de Dios no hay nada, FUERA DEL AMOR DE DIOS NO HAY NADA!. P. Ernesto Vivas Mateus Sacerdote Colombiano Fidei Donum Parroco de Maybombay Diôcesis de Doba, Chad, Africa Central

jueves, 31 de enero de 2008

TODO ES GRACIA

Es de verdad un privilegio y una gracia vivir en el Chad…Nunca pensé que el Señor Jesús me daría la hermosa oportunidad de celebrar mis 25 años de vida religiosa en este país africano. He constatado, que El está con nosotros siempre, que es El quien nos llama y nos da gracia tras gracia, y esto independientemente de nuestra respuesta, de la calidad de nuestro servicio y la cantidad de amor que damos y recibimos. Creo que es mejor decir esto en singular puesto que es mi experiencia la que quiero compartir. He podido constatar que El está conmigo siempre, que es El quien me ha llamado y lo sigue haciendo cada día, me sigue ofreciendo su confianza a cada instante, independientemente de mi falta de confianza, de la calidad de mi servicio, de mi falta de abandono en sus manos y de las tantas veces que no soy capaz de dar y/o de recibir amor. Sentí la llamada del Señor para participar en esta misión a través de mis superiores a quienes agradezco su confianza y paciencia. Desde siempre he experimentado que hay muchas de mis hermanas con las cualidades necesarias para este tipo de misión y el ser consciente de que el Señor quiso confiar en mí, me llena de gozo, de ánimo y al mismo tiempo me desafía a responder a este llamado especial. Para mí, celebrar 25 años de vida religiosa es una oportunidad para hacer un alto, para reconducir mi vida y acercarme más a El, para ajustar todo lo que haya que ajustar y reencontrar el primer amor, el primer entusiasmo, la primeras fuerzas, esas que tenia hace tiempo. El tiempo pasa muy rápido, solemos decir, aunque creo que esto del tiempo es tan relativo… es aquí donde quisiera compartir una experiencia vivida hace ya varios años y que sigue tan presente como si la hubiese vivido hoy. Es un acontecimiento muy triste, pero creo que la vida quiso enseñarme justamente a no perder el tiempo, a dejarme llevar por el amor en el momento presente, no dejarlo pasar… Nuestra Congregación quiso responsabilizarse de un pequeño dispensario en la comunidad de Maybombay, en el sur del Chad. Este dispensario fue llevado por muchos años por Lolita, una de mis hermanas lo dirigió con mucho amor y con una excelente actitud profesional. Ahora ella está luchando con ánimo y esperanza para vencer la enfermedad. Algunas veces, yo la suplía en el dispensario. En los meses de junio, julio, agosto hay mucho paludismo en la región, y el dispensario se convierte como en un pequeño hospital de pediatría. Mucha gente viene sin dinero y como es un dispensario católico, dirigido por extranjeros, se supone que tenemos un patrimonio y no tenemos por qué cobrar. El problema es que, en realidad para el dispensario, es muy difícil lograr completar el dinero necesario de cada mes, para volver a comprar los medicamentos y pagar al personal. Por otro lado, estos meses, son un periodo difícil para las familias pues todavía no realizan la cosecha y lo que guardaron en los graneros para comer durante el año casi se ha terminado, además, el poco dinero con el que contaban lo gastan en otras prioridades y en llevar a los enfermos con los curanderos del pueblo. Un día, estábamos en el dispensario Gabriel y yo, él traducía y yo daba la consultación. Acabábamos de regalar el medicamento a un viejito que no traía dinero y enseguida llega una joven pareja con un bebé de unos 9 meses. El bebé tenía paludismo y fiebre, lo bañamos y después hablamos con los papás para explicarles que, para poder recibir el medicamento necesario, deberían pagar 30 pesos. Empezamos a discutir el precio, pues ellos decían que no tenían nada. Yo propuse que pagaran 10 pesos o 5 pesos por lo menos, cuando… en frente de nosotros, el bebé se fue, como dicen ellos, murió en ese instante en el que estábamos discutiendo el precio de su salud, de su vida. Fue horrible! Gabriel y yo nos quedamos llorando un buen rato y oramos un momento. Buscábamos mil excusas para tranquilizar la conciencia pero no lo logramos. De esto han pasado ya varios años y este recuerdo todavía me hace temblar y aún siento vergüenza por no haber sabido aprovechar el tiempo, el minutito que tenia en mis manos para apoyar, para amar al necesitado, para escuchar el llanto de quien quiso acercarme a mí buscando salud y vida. No tuve la capacidad de aprovechar esta gracia. Sólo Dios puede dar vida es cierto, pero yo no supe vivir el momento presente ni llenarlo de amor. Esta experiencia me hizo confiar más en la Providencia de Dios que no nos deja jamás. Esto también he podido vivirlo y experimentarlo, pues este dispensario de Lolita ayuda a los ancianos, a las mamás que van a dar a luz, a los hermanos discapacitados, a los niños mal nutridos, a los enfermos epilépticos, a mucha gente y siempre ha sido bendecido por Dios a través de tantas personas buenas, de todas partes del mundo, que nos apoyan con su oración, con su ayuda. Solo Dios hace milagros pero se vale de nosotros para realizarlos! Que esta experiencia tan triste y dolorosa me ayude a confiar en la Providencia, a no ser tan calculadora, a dejarme llevar por el corazón ya que el amor es lo único que cuenta. Pues es cierto que las metas, los logros, los apoyos humanos, etc., todo se quedara aquí en el momento en el que Dios nos llame, lo único que contara será el amor con el que vivimos. Que este angelito que se me fue aquel día y por el que yo no quise y no supe hacer nada, nos guarde a todos ustedes y a mí y sobre todo que nos enseñe a amar! Mary Ortiz, hpssc

sábado, 19 de enero de 2008

POR QUE SONRIEN LAS NIÑAS CHADIANAS?

Son las 5 am, Denénodji de 8 años, fue despertada para ir por agua al pozo, mientras su mamâ amamanta al hermanito de año y medio… se despereza sin complejo, busca la olla, la carga sobre su cabeza y con su ûnico vestido, todo deshilachado, sale de la casa rumbo al pozo; ahî encuentra algunas de sus primas y tîas a quienes saluda mientras llega su turno; regresa a casa con la carga sobre la cabeza, su mamâ le llama la atenciôn por tardarse... ella, deja la pesada olla, busca la toalla para cargar a su hermanito en la espalda y meciêndolo, da brinquitos para que deje de llorar, mientras bebe su taza de atole de sorgo,…. Por fin deja dormido al bebê en el petate, busca la escoba de hierbas para limpiar alrededor de la casa… metros y metros de tierra y arena son recoridos por Denénodji encorbada, quien quita de la superficie: hojas, câscaras de cacahuate, cenizas, desperdicios. Ya son casi las 10 am, hora de salir al campo a buscar la leña para cocinar la boule… momento de «libertad»… y de peligro lejos de casa… pues aunque vaya armada de una pequeña hacha no es lo suficientemente fuerte… asî es su vida y ese momento lo disfruta sin pensar en los peligros : puede subir a los ârboles, buscar frutillas silvestres, sacar raîces y seleccionar hojas que darân sabor a la salsa, hasta que encuentra el arbusto indicado para la leña… corta de 6 a 8 ramas de 2 metros mas o menos, con una soga de corteza improvisada las amarra, coloca sobre su cabeza la carga y emprende el camino de regreso a casa con un equilibrio y una dignidad soprendentes. La recibe su hermanito llorando, deja la leña cerca de las ollas y con agilidad desata un nudo en la esquina de su falda de donde saca 3 frutillas silvestres con las que entretiene la boca del bebe; su mamâ la llama para que ayude a moler el sorgo: golpeando con fuerza y ritmo, los granos se convierten poco a poco en harina. Denénodji descansa cuidando a su hermanito, hasta que la comida esté lista. Alrededor de las 5 pm es llamada a llevar el agua con la que se lavan las manos los hombres que comen en primer lugar la boule… lo que sobra serâ dado a los otros niños de casa. Ella comerâ con las mujeres. Y despuês acarrearâ agua para lavar la loza. El sol se estâ ocultândo, van a ser las 7 pm, si aûn siente fuerzas y hay luz de luna, jugarâ un momento cantando y bailando al ritmo de palmas con sus primas y vecinas… sino, la fatiga la obligarâ a caer sobre el petate junto a su hermanito y a dormir para ser despertada al dîa siguiente, repitiêndose, lamentablamente, la misma historia.
Conocî a Denénodji en la catequesis de niños, siempre con su hermanito en la espalda, como una mamâ pequeñita, que a sus 8 años carga con una reponsabilidad que no le toca, pero no lo sabe, llega con su mismo vestidito roto, su cara limpia y brillando, lo mâs sorprendente de ella, y de tantas niñas como ella, es la capacidad que tiene para disfrutar los pequeños momentos en los que vuelve a ser niña y su maravillosa sonrisa… pareciera que lo tuviera todo y que no hubiera sufrimiento en su vida… conocemos su historia y sabemos que no es asî... desde entonces me prometî que no habrîa excusas para dejar de sonreir.
Me vienen a la memoria los rostros de algunos niños, adolescentes y jôvenes que conocî en las escuelas y en la pastoral, personitas que con toda la abundancia que habîa en sus vidas: ropa, comida, juguetes, comodidades, tiempo para ellos, personas que los protegîan y amaban,… aûn asî, NO ERAN FELICES! O al menos, su sonrisa y su alegrîa estaban condicionadas a « algo ». Estas niñas, desde su mâs tierna edad, son «explotadas» por su cultura y lo mâs sorprendente es que, en medio de su opresiôn son capaces de iluminar al otro con una sonrisa… esa sonrisa que sale desde lo mâs profundo de su ser y que no estâ condicionada a un objeto o a una situaciôn, una sonrisa verdaderamente LIBRE, que es entregada sin excusas… quienes recibimos estos tesoros somos interpelados a colaborar para cambiar esta situaciôn de explotaciôn de la niña chadiana… pero, mientras se avanza en este proceso largo y doloroso de restituciôn de la niñez, por lo menos aprendamos la lecciôn: valorar y disfrutar la vida con sus sales, pimientas y vinagres y no condicionar nuestra sonrisa. Asî que cuando no tengas ganas de sonreir y la amargura de la situaciôn te estê avinagrando la vida … acuerdate de DENENODJI y…. por caridad SONRIE!
Paula :)

MISION EN EL CHAD (presentado en la celebraciôn Jubilar de las HPSSC)

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS
Evangelizar Africa con los africanos