jueves, 11 de diciembre de 2008

MISIONERA A LA PUERTA

Publiquê este post el 12 de dic. El 29 de dic. Dios llamô a la M Lucy a Su presencia. Tengo la certeza de que estarâs con El a la puerta para esperarnos cuando seamos llamadas. GRACIAS M LUCY, descansa en el GOZO de tu Señor!
§§§§§§§§§§§§
Para ser misionero no tenemos que salir de nuestro de paîs, ni de nuestra ciudad, y muchas veces ni de casa...
Ser Misionero es una exigencia de nuestro bautismo, que nos invita a vivir con una determinada actitud nuestra vida Cristiana: en donaciôn constante al prôjimo, creativos en los servicios que prestamos, discerniendo en la historia de cada dîa el paso de Dios amante, fiel a lo que El nos pide y evangelizando con el testimonio mâs que con palabras, ... etc. Esta es la CARTA DE PRESENTACION DE UNA GRAN MISIONERA, conocida por quienes visitan nuestra Casa Central de HPSSC en Zamora Michoacân: su nombre Lucila Magaña del Niño Jesûs y para los que la conocemos: la querida Madre Lucy. Conocî a la M Luci hace 23 años, cuando mis padres me llevaron a la Casa Central, ella nos abriô la puerta y nos recibiô con una alegrîa, amabilidad y ternura que conmoviô a mis padres. M. Luci a travês del interfôn movilizô un “ejercito” de hermanas que râpido llegaron a auxiliarnos con nuestras maletas y a guiarnos hasta el interior... asî es siempre con todas las hermanas y todas las personas que llegan a la casa: amabilidad, servicio y eficacia. A la salida y a la entrada de la casa, ella siempre en la puerta: llamando al taxi, dando a quien se lo solicita la posiciôn de personas que buscamos, separando boletos de autobûs y dando horarios de salidas, llamando a quien necesitamos, pidiendo medicina... y siempre en medio de la espera preguntando por nuestra familia y confiando alguna de sus muchas penas con discreciôn, humildad pero con mucha fe en Dios. En fin... Madre Lucy es una amalgama extraordinaria de recepcionista, portera, enfermera, localizador, agencia de viajes, correo y paqueterîa (entregas, pedidos y encargos), mamâ y àngel... , todas las recomendaciones de una mamâ al dejar la casa salen de su boca y nos acompaña siempre con su oraciôn,... cierra la puerta hasta que nos pierde de vista... y por si fuera poco tiene una minitiendita de artîculos religiosos, crêdito telefônico y paletas de tamarindo. A mi me solucionaba problemas express... y como mago sacaba de sus cajones ya una bolsa, una aguja e hilo, cinta para pegar, tijeras, cuerda, papel, etc. Cuando me enviaron al Perû siempre se hizo presente con notitas escritas que no pasaban de media postal acompañadas de 5, 10 y hasta 20 dôlares... para eso es su tiendita... PARA AYUDAR A LAS MISIONES!. Las hermanas que estamos en Misiôn fuera de Mêxico, sabemos que la M. Lucy nos harâ llegar una notita recordândonos su cariño y su oraciôn que nos sostiene... y mandando a cada una colaboraciôn para el apostolado... cuanto tiempo ahorrarâ para enviarnoslo? No sabemos... pero nunca falla. Para nosotras, enviadas a este bello y dificil rinconcito del mundo, es importante sabermos recordadas, queridas, acompañadas y sostenidas por nuestras hermanas, pero creo que sin faltarle a nadie, estarân de acuerdo que el gesto de esta MARAVILLOSA MUJER MISIONERA, que no a dejado la puerta en mâs de 30 años, nos llena de ternura y admiraciôn. Ella a sido durante mucho tiempo la CARTA DE PRESENTACION DE LA CONGREGACION. Ahora por algunas caîdas y achaques del tiempo, anda con bastôn, caminando algo encorvadita y chuequito.... pero con todo y sus dolores sigue recorriendo “a velocidad moderada” los mismos caminos y haciendo los mismos servicios. Imposible retirarla de SU MISION! Aunque algunas ejemplares hermanas estân apoyando y también algunas jôvenes contratadas en este servicio... la M Lucy, es la M Lucy y sigue firme en la “raya” (asi decimos en Mêxico para describir la fidelidad hasta la muerte). Dios te bendiga M. Lucy: nos evangelizas con tu ternura, fidelidad, disponibilidad y sonrisa y nos enseñas lo que es SERVIR con AMOR y FIDELIDAD.
NOS RECIBES CON ALEGRIA A LA PUERTA DEL HOGAR, NOS HACES SENTIR SIEMPRE ESPERADAS Y SIEMPRE BIENVENIDAS. SABES DESPEDIRNOS, TE VAS CON NOSOTROS... Y TE QUEDAS...PARA VOLVER A ESPERARNOS!
Dichoso el servidor fiel, que cuando llegue su Señor, lo recibirâ a la PUERTA para acogerlo y servirle (conf. Lc 12, 35-37).
Paula =)
Publicar un comentario

MISION EN EL CHAD (presentado en la celebraciôn Jubilar de las HPSSC)

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS
Evangelizar Africa con los africanos