domingo, 20 de abril de 2008

LA BATERIA TERCERMUNDISTA DE RICHARD

NB Lamento no poder subir el video de mi baterista consentido,
pero al menos la foto de Richard hablarâ por ella misma.
No pude resistir las ganas de contarles sobre la baterîa del coro de la Iglesia, es ingeniosa y sobretodo anima los cantos y alegra a la comunidad.
Atenciôn a los "ingredientes":
  • tres botes de leche, cubiertos con tres pedazos de saco de plâstico y sostenidos con tiras de llanta vieja
  • dos tapas de aluminio, un cilindro cortado a la mitad, cubierto con dos pedazos de cuero de vaca
  • dos ramas reforzadas en la punta con pedacitos de llanta
  • un pedal de trozos de madera con una cadena de bicicleta...
  • un esqueleto de varilla de construccion para sostener todo ese boterîo....
  • ah! y que no se me olvide, porque es importante para que el instrumento de percusiôn “no resbale” con los golpes, un simpâtico ladrillo!

Me encanta ver a Richard tocando su baterîa tercermundista, se siente soñado y "moderno", a lado de los ancestrales tam-tams ngambay. Por sus gestos y movimientos rîtmicos me "recuerda" al formidable baterista del grupo mexicano de Rock, Manâ, que dirîa si lo viera?... tan distantes... tan cercanos! A mi sobrino le regalaron una baterîa para sus 15 años... ya pasaron cuatro años y descubrî el maravilloso instrumento arrumbado, o puedo decir “guardado”, en casa de mi hermano... ah! eso sî,... intacto, completo, no le falta nada!...pero lleno de polvo, “inutil”, abandonado y silenciado.

Me da tristeza y hasta cierto punto coraje. Para que nos sirven las cosas si no las utilisamos! Si ya no nos hacen felices, ni hacen felices a los demâs! A veces algunas habitaciones se convierten en museos personales jamas visitados y seguimos acumulando y acumulando.. y guardando, “por si algûn dîa”. Y claro no faltarâ quien diga con orgullo: -ya sabîa yo que algûn dîa lo iba a utilisar y por eso lo guardê- hace 10, 15 o mâs años! No, no estoy en contra de lo valioso que debe guardarse para heredarse a la prôxima generaciôn; en lo personal me encantan los museos y la historia... estoy de acuerdo que hay objetos que deben guardarse... pero seamos honestos y aceptemos que en nuestras casas hay objetos que ya no son ni indispensables, ni necesarios... y que pueden ser ûtiles y hacer felices a otros. No nos caerîa mal un esfuercito para sacar esos “tilichitos” y liberar nuestro espacio. El Evangelio de Jesûs esta lleno de invitaciones a la libertad y a la generosidad... Recuerdo cômo gracias a una tômbola de “tiliches” se construyô una biblioteca para los niños de la sierra. La vida es bella, recorrâmosla y disfrutêmosla "ligeros de equipaje". Cômo disfruto ver a Richard tocando su baterîa tercermundista... con la que se eleva mâs allâ del primer mundo! Paula =)
Publicar un comentario

MISION EN EL CHAD (presentado en la celebraciôn Jubilar de las HPSSC)

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS
Evangelizar Africa con los africanos