domingo, 4 de mayo de 2008

EL FELIPILLO TIENE SIDA

Es el mâs pequeño de los niños del proyecto, sus padres murieron hace dos años se llama Maquisar (5 años). En el momento de la extracciôn de sangre para hacerle el test de VIH.
Hoy vinieron a la mision de Mbikou los responsables del Centro SIDA del Hospital de Bebedjia para hacerles la prueba VIH a 30 de los 42 niños de 5 a 16 años que estân en un proyecto de ayuda y acompañamiento, (niños que perdieron uno o sus dos padres a causa del SIDA) el proyecto se llama: Niños Huerfanos Vulnerables de SIDA (en francês tambiên suena fuerte: Enfants Orphelins Vulnerables)... yo les digo “mis niños”, me siento incomoda cuando les dicen “les orphelins”. No voy a dar estadîsticas de cômo el SIDA estâ “azotando” al AFRICA,... existen sitios en internet bien documentados para ello... en mi humilde experiencia solo puedo decir que el SIDA es “uno” de los terribles leones que estâ “devorando” comunidades de manera escalofriante.
El africano mide el sentido de su existencia por la cantidad de hijos que procrea... y en esta cultura la poligamia es aceptada, podemos encontrar un hombre con 20 o mâs hijos (caso del Chef de Maybombay con 8 esposas y mâs de 50 hijos... ) Volvamos a “mis niños”. La semana pasada visitê las cuatro escuelas en las que “estudian”...les tomé fotos con sus compañeritos y maestros... (de esos salones de 180 alumnos sentados en el suelo, donde el maestro grita y los hace repetir como “periquillos” hablaremos despuês), lo importante de esta visita era que ellos se sintieran: apoyados, protegidos, cuidados... amados! En diciembre se hablô con sus tutores sobre la importancia de la prueba del SIDA; algunos aceptaron y 10 niños fueron examinados, ninguno infectado: un saludable “negativo” sobre su hoja con el nûmero que guarda anônima la identidad del chiquitin. Cuatro meses despuês volvemos a insistir sobre la prueba y gracias a Dios todos aceptan! Llegaron muy guapos en la mañana, niños y tutores, solo me faltô el Sergio que se quebrô el brazo cuando cayô de un arbol cortando mangos y su hermanita Marîa Noel de 6 años. Empezamos con una pequeña explicaciôn y poco a poco fueron pasando para dejarse extraer unos centimetros de sangre... mientras el resto aguardaba su turno viendo un documental sobre la fauna de Africa, tomando un atole de milo con tamarindo, sentados en sus petates. Todo iba bien, las gotas de sangre eran depositadas sobre los reactivos y se iban dictando y escribiendo los resultados en sus fichas personales: ... -15 negativo, 16 negativo, 17 negativo-... hasta que oîmos un cortado -oh oh- de Eva (religiosa de la Congregaciôn de Jesûs Resucitado, responsables del Centro) ... no quitaba mis ojos del reactivo, deseando que no fuera verdad... las señales eran claras, -el 25 era “positivo”-... el nûmero 25 es del Felipillo de 12 años,... el que siempre me enseña que se lavô los dientes, el que viene a pedir el balôn de Fut... y lo mandan a êl porque saben que es el mâs valiente... cômo brinca triunfante entre sus compañeros cuando lleva el balôn al campo! ... los resultados de sus cuatro hermanos fueron negativos. La mamâ del Felipillo se quedô frîa con la noticia, su marido muriô hace tres años... ella no se ha querido hacer la prueba... trabaja vendiendo cerveza, su vida es ya tan dura y difîcil como mujer, como viuda y como madre... El martes los vamos a llevar al hospital... es necesario evaluar con mas precisiôn al niño y comenzar un tratamiento... y entonces tal vez la mamâ encuentre el valor para hacerse la prueba..., tengo una mezcla de corage, de tristeza, de no sê... ya pasa de medianoche y no puedo dormir... el Felipillo tiene SIDA.
Paula.
Publicar un comentario

MISION EN EL CHAD (presentado en la celebraciôn Jubilar de las HPSSC)

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS
Evangelizar Africa con los africanos