jueves, 1 de mayo de 2008

ME DUELEN TUS HERIDAS....

MISION QUIRURGICA EN EL CHAD
Una experiencia iniciada por el P. Michel Guimbaud, capuchino francés, fundador del Centro (des Handicapées) «Nôtre Damme de Paix» de la ciudad de Moundou, al sur del Chad, hace 27 años, con la participacion de equipos quirûrgicos ortopédicos españoles y franceses que buscan poner de pie a los niños y personas que por diversas causas sufren una discapacidad fîsica. (secuelas de poliomielitis, paludismo, malformaciones congênitas o causadas al momento de nacer, accidentes, etc.) Desde octubre 2007 he tenido la oportunidad de colaborar en estas misiones quirûrgicas con el equipo catalân-español (Associacio Humanitaria de Solidaritat), Su presidente, el Dr. Fernando Fonseca participa activamente en cada una de las misiones y expresa su deseo a través de esta frase : « …Caminad de pie. Andad! Que asî se fabrica la diagnidad » ,Lo que hace admirable estas misiones quirûrgicas, no es solo la cantidad de operaciones que realizan, (este vez fueron mâs de 80), sino la pasiôn que hay en cada uno de los doctores y colaboradores para recuperar la dignidad de cada niño, de cada persona con discapacidad fisica. Es un ponerse de pie fîsica y moralmente. Esta pasiôn que se ve reflejada en el esfuerzo, el cariño y la entrega de cada miembro del equipo para buscar recursos materiales y humanos, y para realizar infatigablemente cada año estas operaciones en el Chad. La misiôn dura quince dîas: a partir de las 8 horas se inicia la visita en el hospital a los post y preoperatorios; inmediatamente comienzan las cirugîas que terminan alrededor de las 17 horas, regresan a visitar los otros pacientes que se encuentran en el centro de recuperaciôn para terminar cerca de las 19 horas. El domingo es programado para las consultaciones de todas las regiones, lo que hace que aumente cada vez mâs el nûmero de personas que vienen en busca de una esperanza. Esto es muy claro para Fernando y es lo que le da la fuerza fîsica y moral para vivir cada instante de esta misiôn y para continuar año con año, lo expresa en un pequeño y profundo poema que titulô Contradicciôn...
« Te confieso una contradicciôn, soy feliz contigo en esta misiôn. Me duelen tus heridas, fabricadas con miseria,con hambre, enfermedad y explotaciôn. Contemplo tu sufrimiento y hiervo de indignacion. Pero soy feliz contigo. Perdona hermano mi contradiccion ». Fernando /93
Toda persona que se acerca a Fernando en busca de un diagnôstico, encuentra una esperanza. Cada dîa a pesar de todo el trabajo fîsico que vive, se le encuentra siempre disponible, buscando las mejores posibilidades para ayudar a sus pacientes, a sus hermanos chadianos con quienes sufre y goza al mismo tiempo. Una contradicciôn que da sentido a nuestra vida aquî en el Chad, sufrir y gozar con nuestros hermanos, pero siempre manteniendo una esperanza en algo mâs, en Alguien que desea que vivamos en plenitud nuestra dignidad. La entrega y testimonio de personas como Fernando y los otros miembros del equipo, asî como del P. Michel, me ayudan a buscar cada dîa los medios para mejorar la atenciôn a mis pacientes, respondiendo en medio de las limitaciones con una palabra de esperanza. Esta posibilidad brota de la relaciôn con Aquel que da la vida en plenitud, que ha aceptado sufrir para darnos la Vida, la alegrîa de una vida diferente.
Dra. Ma. Librada Naranjo Barcenas HPSSC
Publicar un comentario

MISION EN EL CHAD (presentado en la celebraciôn Jubilar de las HPSSC)

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS
Evangelizar Africa con los africanos