jueves, 1 de mayo de 2008

CON CORAZON GRANDE Y ANIMO DECIDIDO

Nelson y Raul son dos misioneros que se preparan para trabajar en una parroquia de la Diocesis de Doba. Cuando se llega al Obispado se les encuentra con sus libros y aunque por ahora pasan la "terrible" prueba de todo misionero de dominar el francês siempre nos reciben alegres y fraternos. Felicidades al Instituto Eudista por este envio misionero al Chad, los dos son geniales! Paula =)
Hola, mi nombre es Raûl y junto con el padre Nelson queremos compartir con ustedes parte de la experiencia atravês de la cual el Instituto Misionero San Juan Eudes inicia su presencia misionera en el Chad, Africa Central para colaborar en la Diócesis de Doba y de cómo la obra de Dios se ha manifestado en estos humildes servidores del Evangelio cumpliendo el mandato de Jesús de “ir de dos en dos”a llevar la buena nueva(Lc 10,1). ¿Cómo se dio la oportunidad? Todo comenzô en el 2005, cuando Mons. Michel Russo conoció la labor misionera del Instituto en la Isla de Sao Tome Puerto Principe-Africa; tambiên recuerdo cuando Monseñor visitô nuestro noviciado en Ocaña ese mismo año. El tiempo pasô... Monseñor Russo ya contaba con la palabra del Instituto para colaborar en su Diocesis: de enviar un equipo misionero conformado por un sacerdote y dos hermanos. En ese momento no habîa sacerdotes disponibles para asumir esta nueva misión, ya que somos una comunidad joven no contamos aun con gran número de sacerdotes; pero aún asî Monseñor no desistîa y continuaba realizando llamadas, enviando cartas solicitando siempre la presencia misionera del instituto. Por el mes de octubre del 2007 el padre Nelson se encontraba en Italia realizando algunos estudios. Llegô un email del Monseñor Russo a nuestro Superior General que se encontraba de visita en la comunidad local de Carpineto Romano-Italia. El padre Nelson estaba disponible para cumplir su sueño misionero en Africa, se dieron los acuerdos entre ellos. Yo tambiên recibí una llamada del superior general quién me anunciaba que estaba listo el equipo misionero para el Chad, y que este humilde servidor de Cristo formaba parte de los enviados al Africa. Recuerdo que mi garganta se secô por un instante y al mismo tiempo mi corazôn latîa acelerado, eran sentimientos encontrados que con el tiempo se despejaron y aquî me tienen ahora contento y dispuesto a dejar mis mejores años en el Chad pues estoy convencido del amor de Cristo y de su palabra que llega todos los dias como alimento y guia para desempeñar las labores cotidianas. Por ahora nuestras fuerzas y empeño estan dirigidos al aprendizaje del francês para despuês continuar con el aprendizaje de la lengua y cultura NGAMBAY. Poco a poco hemos ido conociendo a los misioneros y misioneras que trabajan en la Diocesis, miembros de diferentes institutos y de diversas nacionalidades: Italianos, Indues, Mexicanos, Franceses, Suizos, Españoles, Polacos, de Benin, del Chad y por supuesto de nuestra querida COLOMBIA... el P; Ernesto Vivas y las hermanas Franciscanas de Maria Auxiliadora: Emperatriz, Estevelana, Mabel, Bleidis y Yolanda, somos 8 misioneros colombianos en esta Diocesis de Doba! Asi es... Hoy estamos aqui, como decía un pequeño folleto del instituto: “desde Ocaña para el mundo” ... dejamos padres, hermanos, amigos y todos aquellos que nos vieron crecer y siguieron de cerca nuestra donación a Cristo y a su Iglesia; para recibir nuevos hermanos y amigos que nos veran madurar en una nueva cultura y que seguiran de cerca nuestro trabajo al servicio del Evangelio, estamos aqui: El P. Nelsón Jaimes G. con la experiencia de sus misiones en el Perú y en Colombia y este servidor Raul Herrera F. con las fuerzas y sueños propios de la juventud, de aquel que quiere aprender cosas nuevas y crecer en el amor de Cristo Jesús. “Solo quiero vivir para formarte, hacerte vivir y reinar en mi alma y en todas las almas del mundo. Amén” (San Juan Eudes)
Hno. Raúl Herrera Franco, msje
¿Quienes somos los Misioneros de San Juan Eudes? Somos una sociedad Clerical de vida Apostólica de derecho Diocesano al servicio de la misión Ad Gentes(C.589) y la nueva evangelización. Hemos sido heregidos (aprobados) por un obispo Diocesano, en nuestro caso el señor obispo de la Diócesis de Ocaña-Colombia. Los miembros del Instituto viven el carisma de la misión y como buenos servidores del evangelio colaboran con la Iglesia Universal, con los obispos e Iglesias particulares, especialmente en las zonas mâs abandonadas y pobres, en la plantatio eclesiae y en la específica Misión Ad Gentes.Además tomamos el modelo apostólico (Hc. 2,42) para vivir en común la vida de hermanos, compartir la vida de los sacramentos, sobre todo la Eucaristía y nutren su vida espiritual y apostolica en la doctrina y el magisterio de la Iglesia; tomando como guia y modelo en el seguimiento de Cristo a San Juan Eudes de quien recibimos su espíritualidad e impulso misionero en el lema: “SERVIR A CRISTO Y A SU IGLESIA CON CORAZÓN GRANDE Y ÁNIMO DECIDIDO”
Publicar un comentario

MISION EN EL CHAD (presentado en la celebraciôn Jubilar de las HPSSC)

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS
Evangelizar Africa con los africanos