sábado, 8 de septiembre de 2012

DEJANDO "TODO", PARA SEGUIRLO

                                    
Cuando escuché la invitación de Jesús: “Deja todo y sígueme”… comencé a cantarle (en el coro de la iglesia) a buscarlo en formaciones y retiros para jóvenes (la pastoral juvenil) y… a “dejar” reuniones y fiestas con mis amigos de secundaria.
Después los compromisos en el “terreno de Dios” aumentaron: catequista de adultos, coro de niños, misiones en los ejidos,... mi “vida social” disminuía y la críticas y burlas aumentaban, pero experimentaba la fuerza para continuar (era gracia). De 14 a 17 años de edad, me vi dando giros inesperados… y experimentando una enorme felicidad.
La misma invitación me llevó a decir SI a Jesús en la vida religiosa, dejando: familia, amigos, pueblo, proyectos, etc.
Estaba feliz, pero equivocada al creer que había respondido “plenamente” a Jesús:.. responder era siempre un renunciar y avanzar... continuamente.
Así:
Dejando y siguiéndolo, me llevó al Perú y abandonar “idealismos” misioneros.
Dejando y siguiéndolo: regresé a México,
Dejando y siguiéndolo: me envió al Chad,
Dejando y siguiéndolo: a lado de mi madre,
Dejando y siguiéndolo: para continuar la misión en África…

Ya de 44 años, (y 25 de religiosa)… haciendo “anámnesis” del recorrido, confieso: ni he terminado de responder, ni de “DEJAR TODO”. “Dejar” ha sido (y es) un proceso continuo de desarraigo, de purificación y de transformación… para ser libre, confiar y seguirlo.

Ese “TODO” no ha sido solo familia, amigos, carrera, proyectos, pareja e hijos….
Ese "TODO" se va revelando gradualmente en la experiencia vital y es cada vez más radical.

He aprendido que en el paquete del "DEJAR TODO", está también:  dejar fuerzas físicas (ya no resiste uno igual, ni al mismo ritmo), dejar salud (averiada por las “inconsciencias” de la juventud y los maltratos de la realidad), dejar capacidades intelectuales (olvidos, bloqueos, falta de creatividad, falta de actualización), dejar “fama” (“ya no eres la misma….”)…etc. y aun así EL me hace FELIZ.
...............…………………..
Quiero contarles otra faceta del “DEJAR TODO” en algo que podríamos llamar “EXILIO”.

Otro artículo tratará sobre el asunto, explico en breve para no perder el hilo de la reflexión:

Por ciertas “turbulencias” al interior de la comunidad cristiana de Mbikou, el Obispo nos pidió (a Maritza y mí, junto con Margarita que acababa de integrarse) “DEJAR LA MISIÓN”, hasta que la comunidad tome conciencia de su responsabilidad. La situación podría “resolverse” en octubre-noviembre… o el próximo año… o definitivamente no se resuelve y NO SE REGRESA a Mbikou. Todo dependerá de ellos y del Obispo.
Y “TODO” lo que había organizado para estos cuatro meses… (Formaciones de niños, adolescentes y maestros, pintar preescolar, organizar jardín, área de juegos, preparar y reparar material, reactualizar programas, hacer los archivos escolares, … uff!!  N A D A , N A D A , N A D A ese mi “TODO” lo “suelto” y abandono por seguir al DUEÑO DE TODO.

Providencialmente se da, antes de un año sabático que solicité… quería cerrar este ciclo 2003-2013 en África (según yo) “dejando todo” en “orden” para la “continuidad” de la misión… menuda sorpresa!: el “EXILIO”, la “inactividad” y hasta la “no continuidad” son el broche de oro del Señor de la Historia en este capítulo de mi vida.
 
Con Maritza, caminamos por las tardes, y hacemos “catarsis” platicando y encontrando luz y paz, experimentamos dolor por los niños (de la escuela, de los grupos, de los proyectos), y confiamos en que este paso ha sido necesario por el bien y la madurez de la comunidad cristiana de Mbikou.

Con las hermanas de Maybombay y otros misioneros oramos por que “todo” vuelva a la “normalidad” (también se ora en varias comunidades de México y Suiza). Por el momento nos toca aguardar en la esperanza.
  

En los ejercicios espirituales reflexionaba con el Señor las causas que dispararon “tal situación”: quería ver y sentir con SU corazón, leía san Pablo y Su respuesta me llegó en forma de pregunta: ¿CUÁL ES TU MÉRITO... CUÁL ES TU GLORIA?

Respuesta: Mi único “mérito” : SER AMADA POR TI,
mi gloria: LA GRATUIDAD DE TU AMOR,
y mi fuerza: TU FIDELIDAD

La paz profunda que sentí, me reveló que este es el “broche de oro” de mi vida y misión. NO HAY MAS! Con las manos vacías y un corazón convencido, colmado y disponible para seguirlo dónde, cómo y cuándo quiera.
Nos es lo que hice, haga o vaya a hacer por el reino de Dios lo que me da o dará más valor ante los ojos de Dios o del mundo…. me experimento con la alegría de esos obreros de la parábola del evangelio (Mt 20, 1-16) que contratados en la última hora de la tarde por el Dueño de la viña, son sorprendidos al recibir primero y de Su bondad, la misma recompensa que los otros.

Así, DEJANDO Y SIGUIENDO… con la certeza de que “TODO” PASA, SOLO DIOS PERMANECE... y lo nuestro es pasar.
A la salida de Maybombay 
………………………………..  

Mentirosa que soy… no he dejado “TODO”…me traje la computadora al "exilio" y por eso puedo escribirles.

Llegará la hora de “DEJAR REALMENTE TODO”, ...este “cascaron de piel” que me acompaña y me permite gozar esta vida... y partir solo con el AMOR de esa chiquilla de 14 años que  un día aceptó la invitación y que entre tropiezos y levantadas ha intentado responder. 
La bella flor de tapioca,
con la particularidad de que nace después
de que "queman ", para limpiar, el terreno cosechado...
increible ver la vida entre las cenizas!
Hasta la próxima
PYC
Publicar un comentario

MISION EN EL CHAD (presentado en la celebraciôn Jubilar de las HPSSC)

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS
Evangelizar Africa con los africanos