miércoles, 11 de julio de 2012

DE ESCUELAS DE PAJA Y DE VIENTOS


En la madrugada me despertó el ruido del viento que golpeaba las ramas de los arboles,…los relámpagos eran constantes y la lluvia tardaba en caer… inmediatamente pensé en los niños…con sus casas de techo de paja, sujetadas con lianas (lo que llaman “cuerda tradicional”). En los últimos años las violentas tormentas han dejado casas desplomadas, árboles derrumbados y personas heridas.

Después de misa, Maritza fue a ver si nuestra escuelita de paja estaba de pie, si se había debilitado o caido algún techo.
Al parecer todo estaba “bien”, solo 2 salones terriblemente mojados, una pared derrubada, paja removida por el viento, huecos terribles en techos y paredes.

Los niños llegaron poco a poco… con los hombros encogidos de frío,…sacaron sus banquitos húmedos al poco sol que había (pues seguía nublado)…parecían ratoncitos acurrucados de frio…

Este año la lluvia se adelantó y nos impuso varios días de “vacaciones”… maestros y niños llegan empapados… y con la pena de regresarlos a casa, es imposible trabajar entre charcos y con agua goteando sobre cabeza y cuadernos… además de que algunos ya vienen resfriados y comienza a complicarse con bronquitis o paludismo.

Las escuelas de Mbikou y Maybombay deben “hacerse” todos los días y “deshacerse” al final de la jornada… para los niños podría parecer “divertido”, para los maestros resulta cansado y para nosotras: triste!

Niños transportando el material con el "puspus" y sobre la cabeza
Quisiéramos que los niños estudiaran en un lugar digno, limpio, cómodo y sobretodo seguro. Un lugar apropiado a sus necesidades educativas y de desarrollo… donde puedan fabricar y conservar su material.

No son sueños lejanos… a 5 años de nuestro caminar como escuela, DIOS mediante, en 2 o 3 años más tendremos escuelas dignas.

La Providencia de Dios que se hace presente en gente generosa!

Para Maybombay, una amiga de nuestra misión: Sister Bonitas Kim, encontró unas personas de Corea que van ayudar para construir la barda, el pozo, la escuela y las letrinas...  en junio comenzô la obra… al menos la barda… poco a poco irán construyendo los salones.

Y para Mbikou nuestros antiguos párrocos Don Jean Luc Farine y Don Lorenzo Bronz realizan actividades para recabar fondos en su Diócesis de Lugano, Suiza con más amigos de la misión!

Los padres de familia construyendo la barda
Antes de irse Jean Luc dejó terminada la barda… los papás se organizaron con las comunidades de base e hicieron 50 mil ladrillos, la Suiza pagó el cemento. Además de la barda, recibimos “una herencia de dignidad” que Jean Luc dejó a la escuela
Las niñas sacando agua del pozo

Agua limpia (pozo) impulsada por un pedal, 8 Letrinas, 2 Portones y 2 puertas, 50 árboles y sembraremos más, un espacio limpio para su atole diario! y a finales de mayo principios de junio estarán terminados dos salones de preescolar y la dirección!! Sin contar lo que dejó en la parroquia: Centro de formación, Centro de Alfabetización, 2 bosques protegidos, todos los terrenos de las aldeas que pertenecen a la parroquia delimitados por el catastro, una cooperativa de ahorro y crédito...

Llevando el agua hasta los bebederos
Se dice rápido… pero es todo un milagro que vimos aparecer lentamente ante nuestros ojos!!

Qué diferencia este año con la barda!!
Antes era batalla continua contra vacas y chivas que venían a comerse los “salones de paja”,  rascarse en ellos o protegerse del sol, ensuciando, destruyendo y dejando hoyos por dondequiera. Les lanzábamos piedras para alejarlas o las amenazábamos con un palo!

Ahuyentando las chivas
Hasta una cerda escogió un salón para alumbrar 8 crías,… cuando llegaron los niños… no sabíamos si reírnos o enojarnos… mientras se componía el hangar… las clases fueron bajo un árbol.

Y sin letrinas… mejor ni les cuento lo que sucedía… en la libertad de los hijos de Dios y por la gracia de la gravedad!

Los niños llevando el material a sus salones
Con otra “ayudita” compré un “PUS PUS”, una especie de canasta-cargador con ruedas de bicicleta,… el nombre viene del verbo empujar “pusser” en francés… facilita a los niños transportar las cajas donde guardan libros y cuadernos de la bodega hasta sus salones. También transportan sus pizarritas y tablas que utilizan de mesitas, las sillas de los maestros…y claro entre vuelta y vuelta se pasean y juegan.

Maestro de 3ero de prim. dando clases
Nuestros niños no se hacen problema, sea sentaditos en un ladrillo, en sus sandalias o en su viejo y roído banco… ellos quieren y aprovechan la escuela… les gusta estar aquí… se sienten motivados, amados por sus maestros, con quienes cada día preparamos el material y las clases para darles lo mejor.

…A veces no valoramos lo importante que resulta estar o trabajar en un lugar “acondicionado” que asegure el bien estar y la vida de sus habitantes, un simple mesa-banco, una llave de la que brota al instante agua potable, un wc cercano y limpio, una sombra “segura”, la privacidad,… saber que al día siguiente encontrarás tu salón, tu espacio, tu material

Acostumbrados… no lo disfrutamos! Es tan “simple” y tan “obvio” que lo ignoramos, pero… qué haría Ud. si no lo tuviera?

Quisiera que el ruido que provoca el viento fuera solo eso… “ruido”,
… que no provoque destrucción, que no ponga en riesgo la vida de nadie,
que el ruido sea solo ruido y no el presagio de algo triste,
que sea el anuncio de una generosa lluvia que germinará los campos y que regalará abundantes cosechas!

Hasta la próxima!
PYC



Publicar un comentario

MISION EN EL CHAD (presentado en la celebraciôn Jubilar de las HPSSC)

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS
Evangelizar Africa con los africanos