viernes, 16 de diciembre de 2011

TUS CAMINOS NO SON "MIS" CAMINOS

 
Para este verano tenía la ilusión de realizar variadas actividades con las niñas y los niños de la parroquia… ya que durante el año por “la programación pastoral” las había dejado “en espera”.


El Señor tenía otros planes… muy diferentes a los míos!!!



Como la responsable del dispensario parroquial de Maybombay viajaría a México para su visita familiar y la hermana que la remplazaría también tuvo que viajar… se me pidió responsabilizarme de la administración del dispensario… así que asegurando la presencia de un enfermero, un laboratorista y una matrona... acepté confiando en que Dios no pide más de lo que podamos darle… y que lo que necesitaría para este servicio El me lo daría. Y así fue!




El trabajo en el centro de salud se multiplica en el tiempo de lluvias y es necesario estar disponible,… la prioridad es la VIDA…, así que mis proyectos de verano se realizaran en otro momento.

En la misión es importante estar abierto a lo que Dios va pidiendo en lo cotidiano… así descubrimos cosas bellas y al mismo tiempo, descubrimos en nosotros mismos “capacidades” que no imaginábamos tener y que a la hora de responder… se hacen presente.





Durante el año mi trabajo es en la pastoral parroquial y aunque a veces visitaba a los enfermos no me imaginaba estar de “tiempo completo” con ellos.




Este verano mi tiempo fue para ellos,… me conmovía ver llegar a las personas convulsionando (sea por las altas temperaturas u otras causas) muchos llegaron solo para morir (niños de entre 1 a 5 años) y experimentar la impotencia…pues aunque se les den los medicamentos… llegan demasiado tarde y tan débiles (con anemias de 3 y hasta 2… necesitando transfusión sanguínea). Los enfermos en estas situaciones son referidos al hospital que está a 28 km, algunos familiares los llevan, otros prefieren que se queden en el dispensario o llevárselos a sus casas para que mueran.



Este año la lluvia estuvo esplendida y nos dejó inundados e incomunicados, solo se tiene el valor de “navegar” con la camioneta en caso de urgencia.
Las personas se desplazan a pie, en bicicleta, motocicleta y en carreta. Pero todos sufren y sufrimos lo terrible que es caminar en el agua, el lodo y bajo la lluvia.

Además de los “protocolos” de tratamiento de algunas enfermedades aprendí un poco de Mongo (la lengua local) pues estaba en la farmacia y había que explicar cómo tomar los medicamentos, también un poco de árabe pues muchos musulmanes vienen a la consultación.





La gente empieza a comprender mejor la labor del dispensario y ha aumentado considerablemente la población que viene a consultarse, anteriormente sabíamos de las peregrinaciones interminables que el enfermo recorría entre los curanderos famosos y los brujos de aldeas diferentes… o se reducían a remedios caseros… lo que hacía que el número de muertes fuera mayor.





Valoré mucho el trabajo en equipo y el esfuerzo de hacernos un buen ambiente pues en este servicio las situaciones son muy estresantes y desgastantes… te alegras de ver salir un enfermo de su gravedad y volver a casa con otro rostro, gracias a la atención recibida, pero también te entristece ver morir a otros…y con esa dosis de indignación, coraje e impotencia… porque sabes que son situaciones que se hubieran evitado y que las causantes de la muerte son en primer lugar la ignorancia y la miseria.



Agradezco a Dios esta experiencia y todo lo aprendido en este inolvidable verano.
Más adelante espero poder compartir algo más de mi misión en Maybombay!
Gracias por sus oraciones!
Los misioneros necesitamos de ellas para seguir respondiendo al llamado que Dios nos hace cada día, para que siga aumentando el número de sus amigos.
Cuenten con mi oración, su hermana en Cristo: Cecy Zamudio
Publicar un comentario

MISION EN EL CHAD (presentado en la celebraciôn Jubilar de las HPSSC)

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS
Evangelizar Africa con los africanos