lunes, 1 de noviembre de 2010

DE AUSENCIAS Y RESONANCIAS…DE LOS ABRAZOS QUE FALTARON…

Mamá dando sus últimos abrazos en año nuevo 2008
Iniciando el mes de septiembre llegué al Chad…, después de tres meses de regalo con mis familias (de sangre, religiosa y amigos)… pero llegué “realmente” al Chad a mediados de octubre… por qué? “pues porque así funcioonoo!” (respondió Jusseff, mi sobrino el chiquito… cuando le pregunté porque tanta agitación para hacer algo simple)… Los maravillosos Jusef y Zalma

Maritza y Martha me esperaban en el aeropuerto desde las 9 de la noche… y al día siguiente a las 5 de la mañana iniciamos el descenso a Mbikou… un viaje de 7 horas donde las pobres no tuvieron otra salida que escuchar mis “patoaventuras”! No paré de contar, aunque sentía vértigos.

Creo que mucho de este “desajuste” fue por el cambio de horario entre continentes (6 horas de diferencia), y por otro lado las 18 horas de vuelo!...

Ø En el primer avión de México DF a París fuimos 200 y tantos pasajeros!… qué bárbaridad, qué apretados nos llevaban aunque fuera de dos pisos!.

Ø En el segundo vuelo de París al Chad son 6 horas, aviones más pequeños, menos gente y más cómodos y ahí me fui con un chinito que se durmió tan pronto cayó en el asiento.

Ø Después el cambio de clima tan húmedo y cálido…

Ø y cambiar el caset del cerebro al francés…

Ø descubrir de nuevo el Chad con lluvias…todo verde he inundado, la misma pobreza, la misma miseria… las mismas sonrisas, la misma acogida!

También “retardó mi llegada” las impresiones de esos tres meses... que apenas se estaban “acomodando” en mi interior… experiencias de gozo y dolor, de reencuentros y ausencias… la añoranza de los abrazos que me faltaron:

· en el aeropuerto el abrazo de la M Eva Luz, que siempre iba a recibirnos… es curioso, pero ella siempre me “envió y recibió” tanto al Perú, en México y al África, era como mi “puerta de entrada y salida”…

M Eva Luz

· en la Casa Central el abrazo de la M Luci que siempre me hizo sentir, esperada, bienvenida y en casa…

· y el abrazo de mi Madre, en la que fue nuestra única casa

Todos los nietos despertando a mamá con las mañanitas en su cuarto

A ellas y a otras personas también muy queridas (los papás de Maritza y la mamá de Lucy, mis amigas) fui a “visitarlas” en sus “nuevas direcciones” para agradecer su amor, su influencia en mi vida y para cerrar ciclos.

*A la M. Eva Luz la encontré con su “nueva comunidad” a los pies de la Morenita, en la cripta 36 c, pasillo Tepeyac. Le “reclamé” bromeando entre lágrimas no haber ido al aeropuerto…volvieron a resonar en mi interior sus palabras de ánimo misionero y sus chistes sobre mis despistes y los de mi mamá, sus esperanzas y sus preocupaciones por el país y por la educación de los niños, su amor a María y a la Congregación.

Cantando en San Juan de los Lagos (encuentro Jubilar)

*A la M. Luci en la cripta de la Casa Central… le dije bromeando: “yo creo que San Pedro la tiene de ayudante o el Señor se la llevó porque San Pedro está de huelga…y me imagino que estará en como siempre contenta con las hermanas y su hermano Nacho”… oí su clásico “Paulita ya llegaste!... cómo están en tu casa, cómo dejaste a las hermanas?... déjame aviso a la casita”… y después experimenté un silencio cariñoso y reverencia por todas mis hermanas

que están con Dios...

*Después pude ir a los cementerios de Valle de S., Gto. y Quechulac, Puebla, acompañando a los hermanos de Maritza y Luci… momentos de flores y oración… la bendición de Doña Cuca, de Doña Tere y de Don Chez…mil gracias por su cariño y preocupación por mi… siempre me trataron como una hija!

*Finalmente el encuentro con la urna de mis padres, una “cajita” sencilla, sobria y elegante… de los gustos de mamá

… aunque ella hubiera dicho “no habra una color palo de rosa?”.

En familia y con amigos queridos agradecimos a Dios su Vida entre nosotros y su testimonio de Alegría y Amor … en la misa de réquiem canté y toqué la guitarra con gozo y dolor… de repente oí que me decía: “Pabis, cántame Amor Eterno y Maravilloso Corazón”

Mi hermana mayor Miki, en el comedor de la que fue nuestra casa

Finalmente cerré el ciclo con nuestra casa paterna…ya totalmente vacía y casi desmantelada… acaricié las paredes…como acaricié cada cripta, recorrí cada rincón, rehaciéndola y amueblándola en la imaginación…como siempre la recordaré… le agradecí todo el amor que encerró para mí y mis hermanos…papá la construyó poco a poco según las necesidades de la familia y mamá siempre la hizo acogedora, bella, segura y nuestro hogar… llena de recuerdos y de casi 50 años de vida… y la deje ir también… con dolor, en paz y lágrimas de gratitud.

A mi familia,…

A mi congregación,

A mis amigos de toda la vida

y a los nuevos amigos que Dios me acaba de regalar… Disculpen que no lo hiciera antes...hasta ahora tengo cabeza y corazón algo "coordinados".

MIL GRACIAS POR TODAS SUS ATENCIONES Y DELICADEZAS, POR RODEARME DE CARIÑO Y HACERME PARTICIPE DE SUS VIDAS CON SUS PENAS Y ALEGRIAS… DIOS SE MANIFESTO PROVIDENCIA Y TERNURA PARA MI EN CADA UNO DE SUS GESTOS Y PALABRAS!

DIOS PAGUE A LO “DIOS”… SU BONDAD PARA CONMIGO!

Y SI DIOS NO DISPONE OTRA COSA Y LA SALUD ME LO PERMITE… EN TRES AÑOS ESPERO VOLVERLOS A VER.

Con mucha gratitud y amor:

Paula

GRACIAS DIOS POR BENDECIRME CON TANTO AMOR Y AMISTAD!!

PD. Normis!!! Le dices a Doña Tere que las hermanas se pusieron muy contentas con el regalo... ya hicimos un mole ríquisimo y varias salsas! Todavía nos queda para rato! Y que LA GRANJA siga prosperando!

Publicar un comentario

MISION EN EL CHAD (presentado en la celebraciôn Jubilar de las HPSSC)

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS
Evangelizar Africa con los africanos