jueves, 19 de agosto de 2010

"CINEMA PARADISO" EN EL CHAD

Los maravillosos Alfredo y Toto de la película Cinema Paradiso

Desde pequeña disfruté el cine,… sus muchas y buenas historias me hicieron (y hacen) gozar, llorar, crisparme, reflexionar, aprender, interrogarme… una gama de emociones emergían del corazón... el cine me hacía soñar.

En el Perú, visitando los caseríos (distantes unas 4 a 5 o más horas viajando a lomo de mula, caballo o a pie) siempre viajaba conmigo el Santísimo Sacramento... en mi mochila de espalda..., y en otro nivel un proyector de diapositivas que funcionaba con baterías… sé que se oye algo irreverente…., pero la realidad así lo imponía y no dudo que Jesús Eucaristía, como buen misionero, estaría contento de recorrer esos caminos y de estar en esos pueblitos.

Parecido a este era el proyector
Cuando llegaba la noche, dentro de la celebración litúrgica o al final, la gente disfrutaba también de la proyección de diapositivas…donde (por gracia de Dios) hacia las voces de los personajes de los cuentos, ademas de dar explicaciones y lecturas bíblicas cuando era la vida de Jesús (a veces me ayudaban los maestros del pueblo o catequistas) … y digo por gracia porque en realidad eran jornadas extenuantes de visitas y diálogos… pero en las noches el cansancio desaparecía y daba paso a una experiencia de Dios en comunidad en la oración y en la imagen.

El Cine también ha llegado a este rinconcito del África donde Dios nos ha puesto… y sigue “cumpliendo su misión”… como en la maravillosa película de Tornatore: “Cinema Paradiso”… un cine que acompaña a un pueblo… a su gente… en las diferentes etapas de vida…vive y muere con él.

La calidad de películas que llegan a nuestros “cinemas aldeanos” en el sur del Chad (compuestos por una televisión no tan grande, bajo un hangar de paja, con una cuota equivalente a 5 pesos y como asiento un “cómodo” ladrillo) podríamos situarlas en un nivel “infantil” de cine…. en el sentido de que no se disfruta tanto de una buena historia o tramas interesantes (suspenso, drama, etc.) por la dificultad del lenguaje … encontrarlas traducidas o subtituladas en ngambay es imposible aún!

Por otro lado las que vienen en francés no siempre se comprenden….o si son chino-hollywoodenses con subtítulos en francés… tampoco pueden o saben leer la mayoría de nuestros “cinéfilos” (ojo! son muy raras las mujeres o niñas que tienen acceso al cine) … lo importante es la IMAGEN y la ACCIÓN por violenta o degradante que sea…y que muchas veces causa risa en lugar de indignación o malestar. Es una cultura que está despertando al impacto de la imagen.

Si me permiten el comentario: la utilidad de la imagen en nuestros pueblos campesinos es "limpia", no está "contaminada" aún por el marketing! Ejemplos:

En Cuzco, Perú, paseando por un mercado se descubría la venta de carne anunciado con un simple pedazo de tela roja (a manera de bandera) o la existencia de pan por una canasta sujetada a un palo…

En el Sur del Chad descubrimos los “bares” anunciados al pie de la carretera por cilindros renegridos donde cocinan el sorgo germinado que lo convierten en la cerveza llamada “bili-bili” y palos que sostienen en su punta una bolsa de plástico transparente ofreciendo al peatón alcohol de sorgo llamado “argui” (que es tóxico).

Nuestro "cine parroquial" no necesita publicidad de ningún tipo! Se “abre” cuando tenemos formaciones o retiros de catecúmenos, confirmandos, matrimonios, etc.) Todo el mundo lo sabe, y desde temprano se pasean por la puerta principal para confirmar sus sospechas!

Se proyecta en una pared de la Iglesia y TODO EL PUEBLO llega corriendo con algarabía en su nube de tierra (algunos con su banco para unirse cómodamente al evento gratuito) … Requiere un despliegue del equipo misionero…(ponerle combustible al motor que generará la electricidad para el proyector, sacar la mesa y “niveles” (sillas, libros, cajas) donde se pondrán bocinas, computadora, proyector, etc, el ”tirado” de extensiones… y los misioneros la hacemos de "acomodadores" con lamparitas… cuidando que en la emoción de ver la “gigante imagen” no se tropiecen con los cables y… estropeando algún aparato…termine en drama lo que prometía una mágica velada!

Chaplin en el Chad
Para los niños que acompañamos en la misión (escuela, catequesis, scouts, proyectos, etc.) resulta difícil encontrar películas que eduquen en valores y no les aburran!

Las películas infantiles de Disney, Barbera u otros: en su mayoría tienen personajes y contextos lejanos a la realidad de nuestro pequeños (nada que ver!)… Ejemplos: “Blanca Nieves”, “la montaña embrujada”, “Toy’s history”, etc,… si acaso encontramos más a su nivel películas como “El libro de la Selva”, “Dumbo”o “Bambi”… pero aún así nos vemos la necesidad de detener la película y explicar para que se traduzca al ngambay y el niño comprenda la secuencia de la historia (que está en francés).

Viendo el "Libro de la Jungla"

Hemos encontrado geniales producciones africanas (cortometrajes/documentales) que parafrasean esta realidad…y que a nivel valores son una “escuela”.

Entrada al cinito
Tienen la costumbre de quitarse las sandalias para sentarse en el tapete

Pero decididamente el "OSCAR" en el Chad se lo llevan 2 películas de Michel Ocelot (de origen francés) llamadas KIRIKOU que narran las aventuras de un pequeñín contra la bruja Karaba (en Mali, al oeste de África)… son un ABSOLUTO ÉXITO, sencillamente ESTUPENDAS! Nuestros chiquitines no se cansan de verla…

Evitamos así el “Armagedón” de la migración de la población a la parroquia haciendo nuestro “cinema en casa”... con pequeños grupos en un saloncito y con la Laptop (que funciona con la energía de los paneles solares!)

Representación de Kirikou y Karaba con los niños de la parroquia

El resultado es genial, los chiquitines aprenden, preguntan a su gusto y no se cansan!

El cine les brinda la oportunidad de soñar con un mundo mejor!

“ Si lo puedes soñar lo puedes hacer” Disney

Hasta la próxima:

Paula =)

Publicar un comentario

MISION EN EL CHAD (presentado en la celebraciôn Jubilar de las HPSSC)

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS
Evangelizar Africa con los africanos