jueves, 15 de julio de 2010

"EL PETROLEO DE CHAD NO ESTA BENEFICIANDO A LA GENTE" lamenta el obispo de Doba, Mons. Michel Russo

Hola, aquí estamos de nuevo!
Ahora que me encuentro en México, me he puesto a leer lo que se dice del Chad, gracias al internet y encontré en la Revista "Mundo Negro" Digital esta pequeña y sustanciosa entrevista a Monseñor Michel Russo y que me parece importante retomar para que conozcan un poco más la realidad y la situación drámatica del Chad.
Un abrazo y hasta la próxima!
Paula =)
"El turista o visitante que llega al sur del Chad queda positivamente impresionado por la cantidad de obras en construcción en las ciudades y aldeas: nuevos hospitales, nuevos mercados, escuelas, y hasta un importante estadio polideportivo. Un estado que construye a tal ritmo puede parecer en pleno crecimiento. Lástima, sin embargo, que todo ello parezca decidido desde arriba hacia abajo, sin ninguna participación de la población o de la administración local, o de la sociedad civil".Palabras de monseñor Michele Russo, obispo de Doba, en el corazón del sur chadiano, una zona petrolífera cuyas construcciones se benefician de las ganancias del "oro negro". Desde hace diez años, la región es punto de partida de un oleoducto de 1.050 kilómetros que lleva el petróleo al puerto de Kribi, en Camerún, y desde el año 2003 Chad ha entado a formar parte de la Organización de Países Productores de Petróleo, mientras la zona productora de petróleo recibe regalías equivalentes al 5 por ciento de los beneficios. "Hay un abismo evidente entre el dinero a disposición para la realización de algunas obras y resultados realmente decepcionantes". "Tengo la impresión de que estamos perdiendo una ocasión única para salir concretamente de nuestra pobreza", continúa diciendo monseñor Russo a la agencia MISNA, explicando que "es hermoso tener hospitales nuevos, el problema es que están vacíos, sin materiales ni personal a disposición. Por ejemplo el nuevo hospital de Beboto, terminado casi un año atrás, se encuentra vacío y se ha convertido en el reino de los cabritos". Por el estadio de Doba y por algunas escuelas han tenido que volver a pasar los obreros para reparar techos de mala calidad, dañados por el primer golpe de viento, mientras la construcción de algunos pozos no ha respetado algunas reglas de acceso, permitiendo que puedan beber sin molestias incluso cerdos y otros animales."Y sin embargo, todo queda aún por hacer en lo que se refiere a problemas cotidianos de salud e higiene: faltan canales para el agua, un sistema para recoger los desechos que pululan en nuestras la ciudades, faltan servicios higiénicos, sin hablar de las malas condiciones de nuestras calles", lamenta el obispo de Doba.
"Los habitantes de nuestra zona petrolífera no han vuelto a salir de la situación difícil en la que se encuentran desde que comenzó el proyecto del oleoducto Chad-Camerún. La llegada de 6.000 personas para los trabajos ha desequilibrado la vida económica de la zona, en general agrícola, que ya se había vuelto frágil por los caprichos de la lluvia que nos empuja al hambre". Presentado como un "modelo" de desarrollo y financiado por el Banco Mundial, el oleoducto Chad-Camerún no ha traído a la zona las mejoras esperadas por la población, ni en Chad ni en Camerún, desde donde la agencia MISNA ya ha recogido voces críticas de la sociedad civil.
Chad sigue siendo uno de los diez países más pobres del mundo, y el 54 por ciento de sus habitantes vive con menos de 1,5 euros al día. Solamente el 1 por ciento de sus habitantes tiene acceso a la energía eléctrica y el 29 por ciento al agua potable. Cuando el proyecto inicial preveía la perforación de 300 pozos para la extracción del petróleo, ya se han perforado más de 1.500 en la zona meridional del país. Muchos campesinos locales han perdido tierras y cultivos, y la situación ha exacerbado algunos conflictos de tierras, a veces con resultado dramáticos.
Publicar un comentario

MISION EN EL CHAD (presentado en la celebraciôn Jubilar de las HPSSC)

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS
Evangelizar Africa con los africanos