jueves, 18 de junio de 2009

JUBILEO EN EL CHAD

Maritza, Teresa (Religiosa Chadiana) P. Michel Guimbeau, Sabina (Rel. Chadiana), Lucy, Jean Luc, servidora, Mary
Etiene (Diacono Chadiano), Libris, Martha, Ceci y Lorenzo
Habíamos pensado celebrarlo en la intimidad de nuestra comunidad… para nuestra gente, con apenas 80 años de evangelización, resulta difícil comprender la vida religiosa (en su cultura la bendición de Dios son los hijos… por consecuencia: quien no tenga hijos es por castigo divino y quien no contraiga matrimonio es una persona rara y se desconfía de ella, porque va contra las leyes naturales y divinas…)... têrminos como Jubileo e indulgencia son complejos de explicar en estas realidades. Sabíamos que nuestras hermanas en México, reunidas en San Juan de lo Lagos, celebrarían los 125 años de Fundación de nuestra Familia Religiosa y los 100 años de la muerte de nuestro Fundador … Para esta ocasión las hermanas peruanas que no conocían la cuna del Instituto, pudieron estar presentes. Nosotras, el equipo del Chad, lo hicimos a través de las imágenes de una presentación, comentando y mostrando un poco de la belleza de nuestra gente y de la misión.
Sin embargo Don Jean Luc Farine no aceptó que este acontecimiento quedara como una “celebración privada”… movilizó a la gente de la parroquia de la Sagrada Familia de Mbikou para que “festejaran el aniversario de las hermanas”como lo llamô. Quien es Don Jean Luc?… es un sacerdote suizo, de la Diócesis de Lugano que desde hace 8 años tomó las riendas de esta parroquia. Es joven, simpatiquísimo, tiene chispa y genio, el señor habla varios idiomas, trabajó antes de ordenarse en Barranquilla, Colombia y es a la mar de sencillo y austero... habla con una soltura envidiable el ngambay, haciendo que la gente se sienta a gusto platicando con él. Lo acompaña otro sacerdote de su misma diocesis que llegó hace 4 años, igual de sabio, humilde y servicial: Don Lorenzo Bronz. Han sido y son para nosotras verdadero amigos y hermanos.
Así que el lunes de pascua ya estábamos reunidas las 7: Mary, Luci, Maritza, Martha, Libris, Ceci y yo (eso ya es para celebrarse! porque aunque estamos “relativamente” cerca y en la misma diócesis, es difícil reunirnos debido al trabajo pastoral)… 3 días con un poco de reflexión, de oración, de compartir, de descanso y de esparcimiento. El miércoles de pascua fue la misa con la comunidad parroquial.
En lugar de homilía, Mary leyó una reseña del Sr Cázares y de la fundación de la congregación.
P Jean Pier, P Jean Luc, P Lorenzo
Después de la traducción en ngambay, la misa siguió su curso normal con la alegría del coro que bailaba al ritmo del tamtam.
A la salida Jean Luc, micrófono en mano, empezó a llamarnos y a bromear, nos sentó frente a la comunidad reunida y dos representantes de ellos nos expresaron los sentimientos de todos.
Nos llegaron al corazón las siguientes palabras:
“Ustedes son NUESTRAS HERMANAS,
caminan con nosotros,
nos curan, nos educan, nos escuchan,
se preocupan por cada uno”
Yo pedîa perdónen mi interior... porque no he dado todo lo que tendría que dar, comprender y amar… sin embargo GRACIAS POR ACEPTARNOS Y POR PERMITIRNOS CAMINAR CON USTEDES.
Después Jean Luc pidió que una hermana contara su vocación… Luci tomó la palabra y después de ella, una joven religiosa chadiana que nos acompañaba compartió su historia…

fue un momento conmovedor e interesante, porque ahí se dieron cuenta que la Vida Religiosa era posible en el Chad y en concreto en su cultura; ciertamente una religiosa chadiana tiene que superar pruebas más difíciles… empezando por el rechazo familiar. Sin embargo las pocas y valientes religiosas chadianas que hay, comprenden y aceptan el desafío de seguir a Cristo en su propia tierra y cultura.

Para cerrar con broche de oro la celebración no podía faltar el regalo: Jean Luc, argumentó que éramos una congregación dedicada a la educación y que por eso habían llegado unos pequeños alumnos para que los “hiciéramos crecer” integralmente…
Pensabamos que los niños de preescolar habían preparado algo…. pero nada… entre aplausos y expresiones de sorpresa y alegría llegaron dos becerritos tirados de una cuerda y con un collar de flores…
No salíamos del asombro y no dejabamos de reir por la ocurrencia …
Maritza, a nombre de todas, agradeció el regalo y sobretodo el cariño, la presencia, la compañia en este acontecimiento y contô lo siguiente:
Lo mâs seguro es que Nuestro Padre Fundador conociô a Daniel Comboni cuando estaba en Roma participando del Concilio Vaticano I, alli fue donde Comboni habló por primera vez de la misión en África y del compromiso de toda la Iglesia con este continente… alli llamô al África "La perla preciosa que a la Iglesia le faltaba"; en ese tiempo el Sr. Cazares, recién ordenado, no sabía que iba a fundar una congregación que respondería a ese llamado, seguramente ahora los dos en el cielo estarân contentos de que nos encontremos aquí... donde ustedes (los chadianos) son nuestra perla preciosa.
Para terminar compartimos con todos un puñito de cacahuates y agua de limôn…platicamos y bromeamos y los invitamos a ver unas fotos que preparamos en una pancarta para que conocieran un poco de nuestra familia.
Fue una celebración sencilla, significativa y familiar…
estamos agradecidas con Dios por este regalo de VIDA
que sigue dando VIDA:
la VIDA de nuestro Padre Fundador
que dio VIDA a nuestra Familia Religiosa
y que a su vez continua dando VIDA en la MISION.

Pd. Mi foto preferida de este dîa:

La mirada del Sr. Cázares que contempla
a la niña pobre y explotada,
la misma situaciôn que lo movió a fundar nuestra Congregación…
misma situaciôn y misma niña que vive hoy en el Chad.
Paula =)
Publicar un comentario

MISION EN EL CHAD (presentado en la celebraciôn Jubilar de las HPSSC)

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS
Evangelizar Africa con los africanos