miércoles, 19 de enero de 2011

Desde que llegue al Chad vi la carencia de sacerdotes aumento en mi el deseo de trabajar por las vocaciones para la Iglesia chadiana, así que en cuanto me fue posible invité a los niños y niñas de 5 año en adelante para formar un grupo vocacional, la respuesta generosa más de 50 niños respondieron de 6 de los 8 sectores de la parroquia.


Cada 4º domingo del mes nos reunimos para reflexionar. Los que viven lejos llegan el sábado por la tarde, caminan más de 25 Km, (y 25km de regreso!) la formación se da en francés, no tengo traductor, pues deseo que los niños vayan dominando esta lengua, ya que los estudios posteriores serán siempre en francés.

El nivel académico es muy bajo, los maestros que trabajan en las escuelas “hacen lo que pueden” ya que no están formados. Seleccioné un grupo de 10 adolescentes para darles preparación intensiva en francés y matemáticas ya que cada año se hace un examen a nivel diocesano para escoger a los candidatos que ingresaran al pre-seminario hasta terminar sus estudios de secundaria. De los diez, solo tres fueron admitidos, se habló con las familias y “todos estuvieron de acuerdo” pero al final solo 1 ingresó al pre- seminario.

Otro joven se fue al seminario menor para terminar su preparatoria.

Todas las hermanas de la comunidad están comprometidas y apoyan este apostolado, a estos 2 jóvenes se apoyó económicamente pues los papas no pueden pagar sostener los estudios.



También 3 jovencitas para continuar sus estudios de secundaria y preparatoria ingresaron a un internado en Bedjondó, en la diócesis vecina de Sarh, dirigido por las Misioneras Combonianas; los familiares están muy agradecidos por esta oportunidad ya que muy pocas niñas pueden llegar a terminar sus estudios y porque también se les apoyo económicamente para pagar sus estudios, los papás colaboran para su alimentación y vestido. Las niñas han manifestado que quieren ser religiosas una es protestante y dos católicas; las hermanas combonianas continuaran el seguimiento vocacional, solo Dios sabe cual será su vocación, lo importante es que se vayan formando y abriendo otros horizontes para poder responder con mas libertad al llamado que Dios les hace.

Me siento contenta con lo que se va logrando poco a poco en este campo de la pastoral vocacional en nuestra Iglesia Chadiana que con urgencia necesita de vocaciones, pidamos al Dueño de la mies que siga suscitando vocaciones en toda la Iglesia, y que todos los consagrados seamos signos de su presencia y testimonio de su amor: esto es lo que cuestiona a los jóvenes y despierta en ellos el deseo de seguir a Jesús.

Hasta la próxima
Su hna. En Cristo Cecy Zamudio
Publicar un comentario

MISION EN EL CHAD (presentado en la celebraciôn Jubilar de las HPSSC)

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS

AUMENTAR SIN TERMINO EL NUMERO DE LOS AMIGOS DE DIOS
Evangelizar Africa con los africanos